Cada mes publicamos una serie de artículos de interés para propietarios de viviendas -- consejos para ahorrar dinero, listas para verificar la seguridad de su casa, consejos para mejorar su propiedad, secretos internos de la industria de bienes raíces, etc. Ya sea que actualmente esté "en el mercado", o no, esperamos que encuentre útil esta información. Por favor, siéntase libre de pasar estos artículos a otros miembros de su familia y amigos.

Edición No. 1205
INFORME DESTACADO

Consejos para ahorrar energía y dinero en su casa
¿Sabía usted que una familia tipo gasta aproximadamente $1300 al año en sus cuentas de servicios de energía? Desafortunadamente, una gran porción de esa energía es desperdiciada. Sin embargo, tomando unas pocas medidas económicas para ahorrar energía, usted puede reducir sus cuentas de energía de un 10% a un 50%.
Esta información le demuestra cuán fácil es reducir el uso de energía en su hogar. Es una guía de soluciones fáciles y prácticas para ahorrar energía en su casa, desde el sistema de aislación de sus paredes hasta los aparatos electrodomésticos y las luces que usted utiliza. Estos consejos valiosos le permitirán ahorrar energía y dinero y, en muchos casos, también ayudar al medio ambiente, ya que reducirá la contaminación atmosférica y conservará nuestros recursos naturales.



También este mes...
11 cosas que necesita saber para que su casa pase la inspección
De acuerdo con expertos de la industria, por lo menos 33 problemas físicos se examinarán minuciosamente durante la inspección de su casa, cuando ésta se encuentre en venta. A continuación le presentamos 11 que usted debería conocer cuando planee poner su casa en venta.



 
 

Cosas que necesita saber sobre el cuidado y la seguridad de los neumáticos de su automóvil
Los neumáticos de automóviles son diseñados y fabricados con gran cuidado, para proveer miles de millas de excelente servicio, pero, para obtener el máximo beneficio de ellos, deben ser mantenidos apropiadamente.


Enlaces Rápidos
Consejos para ahorrar energía y dinero en su casa
11 cosas que necesita saber para que su casa pase la inspección
Cosas que necesita saber sobre el cuidado y la seguridad de los neumáticos de su automóvil
 

 

Top>>

Consejos para ahorrar energía y dinero en su casa

¿Sabía usted que una familia tipo gasta aproximadamente $1300 al año en sus cuentas de servicio de energía? Desafortunadamente, una gran porción de esa energía es desperdiciada. Sin embargo, tomando unas pocas medidas económicas para ahorrar energía, usted puede reducir sus cuentas de energía aproximadamente de un 10% a un 50% y, al mismo tiempo, ayudar a reducir la contaminación atmosférica.

La clave para lograr estos ahorros es el plan de eficiencia energética general de su casa. Para tomar un enfoque general, piense en su casa como si ésta fuera un sistema de energía con partes interdependientes. Por ejemplo, su sistema de calefacción no consiste únicamente en la caldera, sino que es un sistema de entrega de calor, que comienza en la caldera y entrega calor a toda su casa utilizando una red de ductos. Usted puede tener una caldera de alta calidad, eficiente en materia energética, pero si los ductos tienen fugas y no están aislados, y si sus paredes, su ático, sus ventanas y sus puertas no están aisladas, sus cuentas de energía seguirán siendo altas. Tomar un enfoque general de su casa para ahorrar energía le asegurará que los dólares que invierta en eficiencia energética sea dinero gastado sabiamente.

Esta información le demuestra cuán fácil es reducir el uso de energía en su casa. Es una guía de soluciones fáciles y prácticas para ahorrar energía en su casa, desde el sistema de aislación que la rodea  hasta los artefactos electrodomésticos y las luces que usted utiliza. Estos valiosos consejos le permitirán ahorrar energía y dinero y, en muchos casos, ayudar al medio ambiente, reduciendo la contaminación y conservando nuestros recursos naturales.

El primer paso para tomar un enfoque de eficiencia energética general de su casa consiste en encontrar las partes de su casa que utilizan más energía. Una auditoría de energía de su casa le mostrará cuáles son estas partes y le sugerirá las medidas más eficaces para reducir sus costos de energía. Usted puede realizar por su propia cuenta una auditoría sencilla, o puede contactar a su empresa proveedora de energía o a un auditor de energía independiente, si desea un examen más detallado.

Consejos para realizar la auditoría de energía

  • Examine el nivel de aislación de sus paredes exteriores y el sótano, en los techos, el ático, los pisos y los espacios huecos.
  • Observe si hay agujeros o rajaduras en sus paredes, techos, ventanas, puertas, artefactos de luz y plomería, interruptores y tomas eléctricas, por los cuales pueda filtrarse aire hacia adentro o afuera de su casa.
  • Verifique si dejó abierto el registro de tiro de la chimenea de su hogar.
  • Asegúrese de mantener apropiadamente sus artefactos electrodomésticos y sistemas de calefacción y refrigeración.
  • Estudie las necesidades y los patrones de uso de iluminación de su familia, prestando especial atención a las áreas de mayor uso, como la sala de estar, la cocina, y la iluminación exterior. Busque maneras de utilizar la luz natural del día, reducir el período de tiempo en que deja luces encendidas, y reemplazar las bombillas y los artefactos de luz incandescentes con lámparas compactas fluorescentes o lámparas fluorescentes estándares.

Cómo formular su plan

Una vez que haya identificado los lugares de su casa donde se pierde energía, asigne prioridades a sus necesidades energéticas formulándose unas pocas preguntas:

¿Cuánto dinero gasto en energía?
¿Dónde están mis pérdidas mayores de energía?
¿Cuánto tiempo llevará para que una inversión en eficiencia energética se pague a sí misma en ahorros de energía?
¿Puedo hacer el trabajo por mí mismo, o necesito contratar a un profesional?
¿Cuál es mi presupuesto y cuánto tiempo libre tengo para invertir en mantenimiento y reparaciones?

Después de asignarle prioridades a sus necesidades de energía, puede formular un plan de eficiencia general para su casa. Su plan le proporcionará una estrategia para realizar compras y mejoras "inteligentes", que maximizarán la eficiencia energética de su casa y le redituarán los mayores ahorros.

Otra opción consiste en obtener asesoramiento de un profesional. Muchas empresas proveedoras de electricidad realizan auditorías de energía en forma gratuita o por un costo nominal. A cambio de un honorario, un contratista profesional analizará cómo los diversos sistemas de energía de su casa funcionan juntos como un sistema y comparará el análisis con sus costos regulares de uso de energía. Este profesional utilizará diversos equipos, como puertas sopladoras de aire, cámaras infrarrojas y termómetros de superficie, para descubrir las ineficiencias que no pueden detectarse mediante una inspección visual. Finalmente, le dará una lista de recomendaciones de mejoras energéticas eficaces en función de costos, que también le proveerán mayor comodidad y seguridad.

Aislación

Examinar el sistema de aislación de su casa es una de las maneras más rápidas y eficientes, en términos de costos, de utilizar un enfoque general para reducir el desperdicio de energía y maximizar sus costos de energía. Un buen sistema de aislación incluye una combinación de productos y técnicas de construcción que proveen buen desempeño térmico a una casa, la protegen contra filtraciones de aire, y controlan la humedad. Usted puede aumentar el nivel de comodidad de su casa y, al mismo tiempo,  reducir sus necesidades de calefacción y refrigeración hasta un 30% aproximadamente, invirtiendo unos pocos cientos de dólares en productos aislantes y antifiltrantes de aire apropiados.

Consejos sobre aislación

  • Cuando seleccione el valor R de aislación para su casa, considere factores tales como el clima de la región donde usted vive, el diseño de su casa y su presupuesto.
  • Use aislación de mayor densidad, como paneles de telgopor, en techos estilo catedral y en las paredes exteriores.
  • La ventilación juega un papel importante en el control de la humedad y la reducción del costo de energía para refrigerar una casa. Instale salidas de ventilación en el ático, para tener mayor seguridad de que haya una pulgada de espacio de ventilación entre la aislación y las tejas del techo. Las salidas de ventilación del ático pueden instalarse a lo largo de toda la cavidad del techo, para que haya un flujo apropiado de aire desde el sófito hasta el ático, ayudando así a que su casa sea más cómoda y más eficiente en términos de energía.
  • No bloquee las salidas de ventilación con aislación, e instale la aislación por lo menos a 3 pulgadas de distancia de artefactos de luz embutidos u otros equipos que produzcan calor, a menos que estén marcados con la abreviatura "I.C." (diseñado para contacto directo con aislación).
  • La manera más fácil y eficaz en función de costos, de aislar su casa, consiste en instalar aislación en el ático. Para saber si tiene suficiente aislación en su ático, mida el espesor de la aislación. Si su aislación es menor que la R-19 (6 pulgadas  de fibra de vidrio o lana mineral, ó 5 pulgadas de celulosa), se beneficiará si agrega más. Los áticos deberían tener aislación de un nivel entre R-19 y R-49.
  • Si su ático tiene suficiente aislación y su casa todavía se siente fría y con corrientes de aire en el invierno, o demasiado caliente en el verano, probablemente deba agregar aislación en las paredes exteriores. Ésta es una medida más cara, que normalmente requiere la intervención de un contratista, pero bien puede valer el costo si usted vive en un clima muy cálido o muy frío.

Productos antifiltrantes de aire

El aire caliente que filtra hacia adentro de su casa durante el verano, y hacia afuera en el invierno, puede desperdiciar una porción substancial de sus costos de energía. Una de las formas más rápidas en que puede ahorrar dinero en costos de energía es instalando calafate, sellos y burletes en todas las ranuras, rajaduras y aberturas al exterior. Usted puede ahorrar un 10%, o más, en su costo de uso de energía, reduciendo las filtraciones de aire en su casa.

Fuentes de filtraciones de aire en su casa

1. Techo deprimido 9. Penetración de chimenea
2. Luces embutidas 10. Registro de aire caliente
3. Entrada al ático 11. Bastidores y marcos de ventanas
4. Cables eléctricos y panel eléctrico 12. Zócalos, bovedillas, contramarcos interiores
5. Penetración y pasos de cañería 13. Panel de acceso a la plomería
6. Conductos de agua y de la caldera    14. Tomas y dispositivos eléctricos
7. Todos los ductos 15. Artefactos de luz
8. Bastidores y marcos de puertas  

Calefacción y refrigeración

La calefacción y la refrigeración de su casa usan más energía -y más de sus dólares- que cualquier otro sistema. Independientemente de la clase de sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado que tenga, usted puede ahorrar dinero y aumentar su comodidad manteniendo y actualizando sus equipos. Si combina el mantenimiento y la actualización apropiada de los equipos, con la aislación apropiada, la cobertura de ranuras y la regulación apropiada de su termostato, puede cortar sus costos de energía y su aporte de contaminación atmosférica por la mitad.

Consejos sobre calefacción

  • Regule su termostato al nivel más bajo que le resulte cómodo.
  • Limpie o reemplace los filtros de la caldera una vez por mes o cuando se requiera.
  • Limpie los registros de aire caliente, los calentadores instalados en los zócalos, y los radiadores, cuando se requiera; asegúrese de que no estén bloqueados por muebles, alfombras o cortinas.
  • Purgue el aire atrapado en los radiadores de agua caliente, una o dos veces durante la estación de uso. Si tiene dudas sobre cómo hacer esto, llame a un profesional.
  • Coloque reflectores de radiadores, resistentes al calor, entre las paredes exteriores y los radiadores.
  • Use sabiamente los ventiladores de su cocina y baño, y cualquier otro tipo de ventilador, ya que en tan sólo 1 hora pueden extraer de su casa todo el aire previamente calentado o enfriado. Apague los ventiladores tan pronto como hayan cumplido su propósito.
  • Mantenga las cortinas y las persianas abiertas en las ventanas que miran hacia el sur, durante la estación invernal, para permitir el ingreso de la luz solar a su casa, y ciérrelas por la noche, para reducir el ingreso del frío.
  • Cierre cualquier cuarto que esté desocupado y aislado del resto de la casa, como en una esquina, y baje el termostato o apague la calefacción para ese cuarto o zona. Sin embargo, no apague la calefacción si eso afectara al resto de su sistema. Por ejemplo, si calefacciona su casa con una bomba de calor, no cierre las salidas de ventilación, ya que el hacerlo puede dañar la bomba de calor.
  • Seleccione un equipo eficiente en términos de uso de energía cuando adquiera un nuevo equipo de calefacción. Su contratista debería poder proveerle hojas de datos de uso de energía para distintos tipos, modelos y diseños, para ayudarle a comparar sus respectivos niveles de uso de energía.

Bombas de calor

Las bombas de calor son la forma más eficiente de calefacción eléctrica en climas moderados, ya que proveen tres veces más calor que la cantidad equivalente de energía que consumen en electricidad. Hay tres tipos de bombas de calor: aire-aire, con fuente de agua, y con fuente de tierra. Recolectan calor del aire, el agua o la tierra afuera de su casa, y lo concentran para utilizarlo adentro. Las bombas de calor cumplen doble función, también como acondicionadores de aire centrales, ya que pueden enfriar su casa recolectando el calor presente en su casa y bombeándolo eficazmente hacia afuera. Una bomba de calor puede recortar la cantidad de energía que usted utiliza para calefaccionar su casa del 30% al 40%.

Consejos sobre bombas de calor
  • No baje manualmente el termostato de la bomba de calor, si esto hace que se encienda la calefacción por resistencia eléctrica. Este tipo de calefacción, normalmente utilizado a manera de reserva en caso de falla de la bomba de calor, es más caro.
  • Limpie o cambie los filtros una vez por mes o cuando se requiera, y mantenga el sistema de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

Calefacción solar

Utilizar el sol para calentar su casa a través del diseño solar pasivo puede ser ecológicamente beneficioso y eficaz en función de los costos. En muchos casos, permite cortar los costos de calefacción en más del 50%, en comparación con el costo de calefaccionar la misma casa, si no tuviera diseño solar pasivo. Las técnicas de diseño solar pasivo comprenden: colocar ventanas aisladas, más grandes, en las paredes que miran hacia el sur, y colocar masa térmica, como piso de lajas de cemento o una pared absorbente de calor, cerca de las ventanas. Sin embargo, para que una casa utilice eficazmente la luz solar, se requiere un diseño cuidadoso, mejor realizado por un arquitecto, en el caso de la construcción de una casa nueva o para un proyecto de remodelación de gran envergadura.

Consejos sobre calefacción solar
  • Mantenga limpios todos los vidrios que miran hacia el sur.
  • Asegúrese de que no haya objetos que bloqueen la luz solar que ilumina el piso de lajas de cemento o las paredes absorbentes de calor.
  • Considere utilizar cortinas aislantes para reducir la pérdida excesiva de calor a través de las ventanas grandes por la noche.

Hogares

Cuando se acomoda cerca de un fuego chispeante en un día frío de invierno, probablemente no sabe que su hogar es una de las fuentes de calor más ineficientes que puede utilizar. Literalmente, arroja los dólares que usted gasta en el servicio de energía, a través de la chimenea, junto con volúmenes de aire caliente. Un fuego que arde con potencia puede extraer hasta 24.000 pies cúbicos de aire por hora al exterior, que luego debe ser reemplazado con aire frío ingresante desde el exterior. Su sistema de calefacción debe calentar este aire, que luego es venteado a través de su chimenea. Si usted usa su hogar convencional mientras tiene prendido su sistema de calefacción central, estos consejos le ayudarán a reducir la pérdida de energía.

Consejos sobre hogares
  • Si nunca usa su hogar, tape y selle el ducto de humo de su chimenea.
  • Mantenga cerrado el regulador de tiro de su hogar, a menos que tenga prendido el fuego. Mantener abierto el regulador de tiro es como mantener una ventana de 48 pulgadas de ancho abierta durante el invierno; permite que el aire caliente salga al exterior por la chimenea.
  • Cuando use su hogar, reduzca la pérdida de calor abriendo los reguladores de tiro ubicados en el fondo del fogón (si los hay), o abra un poco la ventana más cercana, aproximadamente 1 pulgada, y cierre las puertas que dan al cuarto. Regule el termostato entre 50 y 55°F.
  • Instale puertas de vidrio templado y un sistema de intercambio de calor-aire que sople aire calentado de vuelta al cuarto.
  • Examine el sello del regulador de tiro del ducto de humo y ajústelo lo más posible.
  • Agregue calafate alrededor del marco de su hogar.
  • Use grillas  fabricadas de tubos de metal con forma de C, para atraer aire frío del cuarto hacia el hogar y circular aire caliente de vuelta al cuarto.

Aire acondicionado

Quizás le sorprenda saber que si compra una unidad de aire acondicionado más grande para un cuarto, no se sentirá, necesariamente, más cómodo durante los calurosos meses veraniegos. En realidad, una unidad de aire acondicionado demasiado grande para el área que ha de refrigerar tendrá un desempeño menos eficiente y eficaz que una unidad más pequeña, de un tamaño apropiado para el área. La razón es que las unidades para cuartos funcionan mejor si operan por períodos de tiempo relativamente largos, que si son encendidas y apagadas continuamente. Al operar por períodos más extensos, la unidad de aire acondicionado puede mantener una temperatura más constante y extraer una mayor cantidad de humedad del aire del cuarto, permitiéndole a usted sentirse más cómodo.

El tamaño de las unidades también es importante para los sistemas centrales de aire acondicionado. Determinar el tamaño apropiado de un sistema central es tarea de profesionales. Si usted tiene un sistema central de aire acondicionado en su casa, regule el ventilador de manera que éste se apague al mismo tiempo que la unidad enfriadora (compresor). En otras palabras, no use el ventilador central del sistema para proveer circulación. En cambio, utilice ventiladores circulantes individuales en los distintos cuartos.

Consejos sobre refrigeración

  • Los ventiladores para toda la casa ayudan a refrigerar su casa tirando aire frío a través de la casa y extrayendo aire caliente a través del ático. Son eficaces si funcionan durante la noche y cuando el aire exterior es más frío que el interior.
  • Regule su termostato en el nivel más alto posible en que se sienta cómodo durante el verano. Cuanto menor la diferencia entre la temperatura interior y la exterior, menor será el costo de enfriar su casa.
  • No regule su termostato en un nivel más frío que el normal cuando prenda su aire acondicionado. Esto no enfriará su casa más rápido, sino que, por el contrario, puede enfriarla excesivamente, representando un gasto innecesario para usted.
  • Regule la velocidad del ventilador en el nivel "alto", excepto si vive en un clima muy húmedo. Cuando esté húmedo, regule la velocidad del ventilador en el nivel "bajo". Así, podrá enfriar su casa más eficazmente, ya que el movimiento más lento del aire a través del equipo enfriador permite extraer más humedad del aire, brindándole mayor comodidad.
  • Considere utilizar un ventilador de interior en conjunto con el aire acondicionado instalado en su ventana, para esparcir el aire enfriado en forma más eficaz a través de toda su casa, sin aumentar considerablemente el uso de energía.
  • No coloque lámparas o televisores cerca del termostato del aire acondicionado, ya que el termostato percibe el calor emitido por estos artefactos, lo cual puede hacer funcionar al aire acondicionado por más tiempo que el necesario.
  • Plante árboles o arbustos de manera que den sombra a la unidad de aire acondicionado, pero no bloquee el flujo del aire. Una unidad que opera a la sombra utiliza hasta un 10% menos de electricidad que una unidad que opera al sol.

Termostatos programables

Usted puede ahorrar hasta un 10% al año en sus costos de calefacción y refrigeración de su casa, bajando su termostato de un 10% al 15% por 8 horas al día. Puede hacer esto automáticamente, sin sacrificar su comodidad, instalando un regulador automático o un termostato programable.

Si utiliza un termostato programable, puede establecer las horas en que desea encender su calefacción o aire acondicionado, de acuerdo con un programa preestablecido. Como resultado, no hace funcionar tanto el equipo cuando duerme o cuando no está en su casa. (Estos termostatos no deben utilizarse con bombas de calor). Los termostatos programables pueden almacenar y repetir múltiples regulaciones diarias (seis o más niveles de temperatura al día), las cuales usted puede modificar manualmente sin afectar el resto del programa diario o semanal.

Ductos de aire

El sistema de ductos de aire es uno de los sistemas más importantes de su casa, que puede estar desperdiciando muchos de los dólares que usted gasta en energía. Es una red de tubos que se desplaza por las paredes y los techos de su casa, y que lleva el aire desde la caldera y la unidad central de aire acondicionado a los diversos cuartos de su casa.

Desafortunadamente, muchos sistemas de ductos carecen de suficiente aislación, o ésta no ha sido bien instalada. Los ductos que pierden aire calentado en espacios que no requieren calefacción, suman cientos de dólares al año a sus costos de calefacción y refrigeración. Instalar aislación en los ductos que se encuentran en espacios no climatizados es, generalmente, una medida eficaz en función del costo. Si ha de instalar un nuevo sistema de ductos, considere uno que venga con aislación ya instalada.

Sellar los ductos para prevenir fugas de aire es incluso más importante, si los ductos están ubicados en un área no climatizada, como un ático o un espacio chico de almacenamiento venteado. Si los ductos de suministro tienen fugas, el aire calentado o enfriado puede salir -y desperdiciarse- a través de las juntas no selladas.

Aunque las reparaciones menores de ductos son fáciles de hacer, los ductos ubicados en espacios no climatizados deberían ser sellados y aislados por profesionales calificados, utilizando los materiales sellantes apropiados. A continuación le proporcionamos algunos consejos sencillos para ayudarle con sus reparaciones menores de ductos.

Consejos sobre ductos de aire
  • Examine sus ductos para ver si tienen fugas de aire. Primero examine si hay secciones que deberían estar juntas pero se han separado, y luego busque si hay agujeros.
  • Si usa cinta aislante de cables para reparar y sellar los ductos, asegúrese de utilizar una que contenga el logotipo de los laboratorios garantizantes del producto (Underwriters Laboratories), para evitar que la cinta se deteriore y parta y pierda su poder sellante con el pasar del tiempo.
  • Recuerde que si aisla los ductos en su sótano, su sótano estará más frío. Si los ductos ubicados en su sótano, y las paredes de su sótano, no están aislados, considere aislar las paredes y los ductos.
  • Si ha convertido su sótano en un espacio habitable, instale registros de salida y toma de aire en los cuartos del sótano.
  • Asegúrese de que los ductos de aire de enfriamiento estén equipados, en la parte exterior de su aislación, con una barrera contra el vapor, bien sellada, para prevenir la acumulación de humedad.
  • Contrate a un profesional para que le ayude a aislar y reparar todos los ductos.

Agua caliente

El agua caliente constituye el tercer gasto mayor de energía en su casa. Normalmente, representa el 14% de sus costos de servicios de energía.

Existen cuatro formas de reducir los costos de energía por calentamiento de agua: usar menos agua caliente, bajar el termostato del calentador de agua, aislar el calentador de agua, y comprar un nuevo calentador de agua, más eficiente. Una familia de cuatro personas, que se duchan por 5 minutos al día, utiliza 700 galones de agua por semana, lo cual equivale a 3 años de suministro de agua potable para una persona. Usted puede reducir esa cantidad por la mitad, simplemente utilizando cabezales de ducha y canillas de bajo flujo.

Consejos sobre agua caliente
  • Repare enseguida las canillas que gotean, ya que éstas pueden desperdiciar galones de agua en un corto período de tiempo.
  • Aisle el tanque eléctrico de almacenamiento de agua caliente, y sus tuberías, pero tenga cuidado de no cubrir el termostato.
  • Aisle el tanque de almacenamiento de agua caliente que opera con gas o petróleo, y sus tuberías, pero tenga cuidado de no cubrir el piso, el techo, el termostato y el compartimiento del quemador del tanque. Si tiene dudas, contrate a un profesional.
  • Instale aireadores en las canillas y los cabezales de ducha de bajo flujo.
  • Compre un calentador de agua nuevo, con una carcasa gruesa aislante. Aunque inicialmente le cueste más caro que uno sin aislación, sus ahorros de energía continuarán durante la vida útil del calentador.
  • Aunque la mayoría de los calentadores de agua duran de 10 a 15 años, es mejor que comience a estudiar los nuevos disponibles en el mercado, si el suyo tiene más de 7 años. Si investiga un poco sobre los calentadores antes de que el suyo falle, podrá seleccionar el más apropiado para sus necesidades.
  • Baje el termostato de su calentador de agua. En su mayoría, los calentadores de agua regulados a 115°F proveen buena agua caliente para la mayoría de los usos.

Calentador de agua

  • Aisle su calentador de agua, para ahorrar energía y dinero.
  • Drene un cuarto de galón de agua de su tanque de agua cada 3 meses, para extraer los sedimentos que impiden la transferencia de calor y reducen la eficiencia de su calentador.
  • Tome más duchas que baños de inmersión. Estos últimos usan la mayor cantidad de agua caliente que se consume en una casa. Para un baño se utilizan de 15 a 25 galones de agua caliente, y para una ducha de 5 minutos menos de 10 galones.
  • Si calefacciona su casa con electricidad y vive en un clima cálido y soleado, considere instalar un calentador de agua solar. Las unidades solares no perturban el medio ambiente y pueden instalarse en el techo de su casa de tal manera que combinen con la arquitectura de las casas.
Calentadores de agua solares

Si calefacciona su casa con electricidad y tiene disponible un lugar que no reciba sombra y que mire hacia el sur (como un techo), considere instalar un calentador de agua solar. Los sistemas de calentamiento de agua solares evitan las perjudiciales emisiones de gases efecto invernadero asociadas con la producción de electricidad. Durante un período de 20 años, un calentador de agua solar puede evitar la producción de más de 50 toneladas de emisiones de anhídrido carbónico.

Ventanas

Las ventanas pueden ser una de las características más atractivas de su casa. Las ventanas proveen vista al exterior, luz solar, ventilación y calor solar en el invierno. Desafortunadamente, también pueden representar del 10% al 25% del costo de calefaccionar su casa. De igual manera, durante el verano, las ventanas que permiten el ingreso de la luz solar, hacen que su unidad de aire acondicionado trabaje de dos a tres veces más. Si usted vive en una región calurosa, averigüe sobre las nuevas ventanas espectralmente selectivas para control solar, que le permitirán recortar el costo de refrigerar su casa por más de la mitad.

Si su casa tiene ventanas con un sólo panel de vidrio, como casi la mitad de todas las casas tienen, considere reemplazarlas con ventanas con doble panel de vidrio de alto rendimiento (vidrio de baja emisividad o espectralmente selectivo). En climas más fríos, seleccione ventanas cuyos diversos paneles de vidrio están rellenados con revestimientos de baja emisividad para reducir la pérdida de calor. En climas más cálidos, seleccione ventanas con revestimientos espectralmente selectivos, para reducir la ganancia de calor. Si construye una casa nueva, puede evitar el costo de instalar ventanas más eficientes, ya que podrá comprar equipos de calefacción y refrigeración más pequeños y más económicos.

Consejos sobre ventanas en climas fríos
  • Instale guardaventanas (ventanas suplementarias de invierno) interiores o exteriores, ya que éstas pueden reducir la pérdida de calor de su casa de un 25% a un 50%. Las guardaventanas deberían tener burletes en todas sus uniones movibles, estar fabricadas de materiales fuertes y durables, y tener juntas de entrecierre o traslapo. Las guardaventanas con revestimientos de baja emisividad ahorran incluso más energía.
  • Instale coberturas de ventanas aislantes en ventanas por las que sienta filtraciones incluso después de haberles instalado burletes.
  • Cierre las cortinas y persianas por la noche; ábralas durante el día.
  • Mantenga limpias las ventanas de su casa que miren hacia el sur, para maximizar la ganancia del calor solar.
Consejos sobre ventanas en climas cálidos
  • Instale cortinas y coberturas de ventanas de color blanco, o persianas, para reflejar el calor hacia el exterior de su casa.
  • Cierre las cortinas de las ventanas que miran hacia el sur y el oeste.
  • Instale toldos en las ventanas que miran hacia el sur y el oeste.
  • Aplique películas de vidrio de control de luz solar o reflectivas en las ventanas que miran hacia el sur, para reducir la ganancia de calor solar.

Diseño del jardín

El diseño de su jardín es una manera natural y hermosa de mantener su casa más cómoda y reducir sus costos de uso de energía. Además de agregar valor estético y calidad ambiental a su casa, un árbol, un arbusto o una planta trepadora colocada en el lugar apropiado, puede ofrecer sombra, actuar como protección contra el viento y reducir sus costos de uso de energía.

La ubicación planificada de árboles puede ahorrar hasta un 25% del consumo de energía para calefaccionar y enfriar una casa. Si ubica árboles estratégicamente alrededor de su casa, puede ahorrar  entre $100 y $250 en costos de calefacción y refrigeración al año.

Durante los meses de verano, la forma más eficaz de mantener fría su casa es impedir que se acumule calor adentro en primer lugar. Una fuente primaria de acumulación de calor es la luz solar que su casa absorbe a través del techo, las paredes y las ventanas. Los exteriores pintados de colores oscuros absorben del 70% al 90% de la energía radiante del sol, que choca contra las superficies de las casas. Parte de la energía absorbida es luego transferida a su casa por conducción, resultando en la ganancia de calor adentro de su casa. Por el contrario, las superficies de colores claros reflejan eficazmente la mayoría del calor hacia el exterior. El diseño de su jardín también puede ayudar a bloquear y absorber la energía solar, ayudándole a disminuir la acumulación de calor en su casa, proporcionando sombra y enfriamiento por evaporación.

Iluminación

Aumentar la eficiencia de la iluminación de su casa es una de las maneras más rápidas de reducir sus costos de consumo de energía. Si reemplaza el 25% de las luces de las áreas más utilizadas en su casa con luces fluorescentes, puede ahorrar aproximadamente el 50% de lo que gasta actualmente en electricidad.

Iluminación interior

Use lámparas fluorescentes lineales y fluorescentes compactas, eficaces en términos de energía ("CFLs"), en los artefactos eléctricos de su casa, para proveer iluminación de alta calidad y eficiencia. Las lámparas fluorescentes son mucho más eficientes que las bombillas incandescentes y duran de 6 a 10 veces más.

Consejos sobre iluminación interior
  • Apague las luces de cualquier cuarto que no esté utilizando, o considere instalar contadores de tiempo, fotoceldas o sensores de ocupación, para reducir la cantidad de tiempo en que sus luces permanecen prendidas.
  • Use luces dirigidas, en vez de la luz general del cuarto, y enfoque la luz a donde la necesita. Por ejemplo, use luces fluorescentes debajo de los armarios de su cocina para iluminar la pileta de la cocina y la mesada debajo de los armarios.
  • Considere lámparas con tres niveles de iluminación. Éstas permiten mantener un nivel bajo de iluminación cuando no es necesario tener luz fuerte. 
  • Utilice artefactos fluorescentes de 4 pies, con contraplancha reflectiva y resistencias electrónicas, en el cuarto que utiliza como taller, su garaje y el área de lavado de ropa.
  • Considere utilizar minibombillas de noche fluorescentes, de 4 vatios, o bombillas electroluminiscentes. Ambos tipos son mucho más eficientes que sus contrapartes incandescentes. Las luces luminiscentes son frías al tacto.
  • Use CFLs en todas las lámparas portátiles de mesa y de piso de su casa.
  • Para iluminación proyectada, considere CFLs con reflectores. El voltaje de las lámparas varían de 13 vatios a 32 vatios, y proveen una luz muy dirigida por medio de un sistema reflector y de lentes.
  • Aproveche la luz solar del día utilizando cortinas de colores claros y telas finas en sus ventanas, de manera que la luz solar pueda penetrar en los cuartos, al mismo tiempo que mantiene su privacidad. Asimismo, decore con colores claros que reflejen la luz solar.

Iluminación exterior

Muchos propietarios utilizan iluminación exterior para propósitos decorativos y de seguridad. Cuando vaya a comprar luces exteriores, verá que existen diversos productos, desde iluminación de bajo voltaje para senderos, hasta lámparas proyectantes con detección de movimiento. Algunos almacenes también ofrecen luces accionadas por medio de pequeños módulos fotovoltaicos (FV), que convierten la luz solar directamente en electricidad. Considere luces accionadas por módulos FV para las áreas no cercanas a una línea existente de suministro eléctrico.

Consejos sobre iluminación exterior
  • Utilice luces exteriores con una unidad de fotocelda o un contador de tiempo, de manera que se apaguen durante el día.
  • Apague las lámparas exteriores de gas decorativas. Tan sólo ocho lámparas de gas encendidas durante todo el año utilizan la misma cantidad de gas natural que la necesaria para calefaccionar una casa de un tamaño promedio durante todo el invierno.
  • El exterior es uno de los mejores lugares donde utilizar las CFLs, debido a su larga vida útil. Si usted vive en un clima frío, asegúrese de comprar una lámpara con resistencia para clima frío.

Aparatos electrodomésticos

Los aparatos electrodomésticos contribuyen aproximadamente el 20% del consumo de energía en su hogar, con las heladeras y los secadores de ropa primeros en la lista de nivel de consumo.

Cuando compre aparatos electrodomésticos, piense en dos etiquetas de precios. La primera cubre el precio de compra (piense en ésta como una cuota inicial). La segunda etiqueta de precio es el costo de operar el aparato electrodoméstico durante su vida útil. Usted estará pagando este segundo precio cada mes, cuando pague su cuenta de electricidad, por los próximos 10 a 20 años, dependiendo del aparato electrodoméstico. Las heladeras duran 20 años en promedio; las unidades de aire acondicionado y los lavavajillas, alrededor de 10 años cada uno; los lavarropas, aproximadamente 14 años.

Lavavajillas

La mayoría de la energía utilizada por un lavavajilla es para calentar el agua. La etiqueta de Guía de Energía estima cuánta energía se requiere al año para operar el lavavajilla y para calentar el agua, basado en el costo anual de calentamiento del agua por gas o eléctrico.

Consejos sobre lavavajillas
  • Lea, en el manual que vino con su lavavajilla, las recomendaciones del fabricante sobre la temperatura del agua; muchos tienen elementos internos de calentamiento que permiten regular el calentador del agua a una temperatura más baja.
  • Raspe de los platos los restos grandes pegados de comida y los huesos (no enjuague los platos). Dejar en remojo o prelavar los platos generalmente se recomienda únicamente para comida quemada o seca.
  • Asegúrese de que su lavavajilla esté lleno, aunque no sobrecargado.
  • No use la modalidad "rinse hold" para sólo unos pocos platos sucios. Esta modalidad de operación utiliza de 3 a 7 galones de agua caliente cada vez que usted la usa.
  • Deje que sus platos se sequen con aire. Si no tiene un interruptor automático de secado con aire, apague la perilla de control después del enjuague final y abra un poco la puerta del lavavajilla, para que los platos se sequen más rápido.
  • Recuerde que los lavavajillas usan menos agua que si usted lavara los platos manualmente (aproximadamente 6 galones menos por carga). Los lavavajillas también usan agua más caliente que la que usted usaría si lavara los platos a mano; por lo tanto, cumplen un mejor trabajo en matar los gérmenes.

Heladeras

Opciones de heladeras

Las heladeras con el congelador en la parte superior son más eficientes que las que tienen el congelador al costado.

La etiqueta de Guía de Energía de las heladeras nuevas le informan cuánta electricidad, en kilovatios por hora (kWh), un modelo en particular utiliza al año. Cuanto menor el número, menor la cantidad de energía que utiliza la heladera, y menor el costo de operarla.

Consejos sobre heladeras/congeladores
  • Busque una heladera con control automático de humedad. Los modelos con esta característica previenen la acumulación de humedad en la caja exterior, sin necesidad de agregar un calentador. Esto no es lo mismo que un calentador "anti-sweat" (prevención de transpiración). Los modelos que tienen este tipo de calentador consumen un 5-10% más de energía que los modelos sin esta característica.
  • No mantenga su heladera o congelador demasiado frío. Las temperaturas recomendadas son entre 37° y 40°F para el compartimiento de comida fresca de la heladera, y 5°F para la sección del congelador. Si usted tiene un congelador separado para almacenar alimentos a largo plazo, manténgalo a 0°F.
  • Para verificar la temperatura de su heladera, coloque un termómetro de aparato electrodoméstico en un vaso con agua, en el centro de su heladera. Lea la temperatura después de 24 horas. Para verificar la temperatura del congelador, coloque un termómetro entre los paquetes congelados y lea la temperatura después de 24 horas.
  • Descongele regularmente las heladeras y los congeladores de descongelamiento manual, ya que la acumulación de hielo aumenta la cantidad de energía necesaria para mantener el motor en funcionamiento. No permita que se acumule más de un cuarto de pulgada de hielo.
  • Asegúrese de que los burletes sellantes de las puertas de su heladera están en buen estado e impiden el paso de aire. Pruébelos cerrando las puertas sobre un pedazo de papel o un billete, de manera que éste último quede mitad adentro y mitad afuera de la heladera. Si puede tirar y sacar el papel o billete fácilmente, posiblemente deba ajustar la puerta o reemplazar el burlete sellante.
  • Cubra líquidos y envuelva las comidas que guarde en la heladera. Las comidas guardadas destapadas liberan humedad y hacen que el compresor trabaje más fuerte.
  • Corra la heladera lejos de la pared y limpie las serpentinas del condensador una vez al año, a menos que usted tenga un modelo con condensador que no requiere limpieza. El motor de su heladera operará por períodos más cortos con serpentinas limpias.

Otros consejos para ahorrar energía en su cocina

  • Asegúrese de colocar la canilla de la pileta de su cocina en la posición de agua fría cuando utilice pequeñas cantidades de agua, ya que si lo coloca en la posición de agua caliente, utilizará energía para calentar el agua, a pesar de que ésta nunca llegue hasta la canilla.
  • Si necesita comprar una cocina de gas, busque una con sistema de encendido eléctrico automático. El encendido eléctrico ahorra gas, normalmente un 41% en el horno y un 53% en las hornallas superiores, porque no tiene una luz piloto encendida continuamente.
  • En los aparatos electrodomésticos de gas, observe si las llamas son azules. Las llamas amarillas indican que el gas quema en forma ineficiente y que se requiere un ajuste.
  • Mantenga limpias las hornallas superiores de su cocina y los reflectores. Reflejarán mejor el calor y usted ahorrará energía.
  • Use una pava o un contenedor tapado para hervir agua. Es más rápido y usa menos energía.
  • Combine el tamaño de las ollas y sartenes con el elemento calentador.
  • Si su cocina es eléctrica, apague las hornallas varios minutos antes de completar el tiempo necesario de cocción. El elemento calentador se mantendrá caliente por un período suficiente de tiempo como para finalizar la cocción sin utilizar más electricidad. El mismo principio es aplicable cuando cocina en el horno.
  • Use dispositivos de cocción eléctricos pequeños u hornos tostadores, en vez del horno o sus hornallas, para cocinar alimentos pequeños. Un horno tostador utiliza de un tercio a la mitad de la cantidad de energía que un horno regular.
  • Use ollas a presión y hornos a microondas cuando le resulte conveniente. Pueden ahorrar energía, ya que reducen significativamente el tiempo de cocción.

Lavado de ropa

Aproximadamente del 80% al 85% de la energía utilizada para lavar la ropa se destina a calentar el agua. Hay dos formas de reducir la cantidad de energía utilizada para lavar la ropa: usar menos agua y usar agua más fría. A menos que tenga que tratar manchas aceitosas, la modalidad "agua tibia" o "agua fría" de su lavarropa generalmente proveerá una buena limpieza de su ropa. Si cambia la regulación de la temperatura de "caliente" a "tibia", puede reducir por la mitad el uso de energía por cada carga.

Cuando compre un lavarropa nuevo, busque uno con carga de ropa frontal (eje horizontal). Este tipo de máquina puede costar más, pero usa un tercio de la energía y menos agua que una máquina con carga de ropa en la parte superior. Con un lavarropa con carga frontal, también ahorrará energía en el secado de la ropa, porque extrae más agua de la ropa durante el ciclo de centrifugado.

Cuando compre un secador de ropa nuevo, busque uno con sensor de humedad que apague automáticamente la máquina cuando su ropa esté seca. No sólo ahorrará energía, sino que alargará la vida de su ropa ya que no la secará en exceso. Recuerde que los secadores de gas son más económicos de operar que los eléctricos. El costo de secar una carga típica de ropa en un secador eléctrico es de 30 a 40 centavos, comparado con 15 a 25 centavos en un secador de gas.

Consejos sobre lavado de ropa

  • En lo posible, lave su ropa en agua fría usando detergentes para agua fría.
  • Lave y seque cargas completas. Si lava una carga pequeña, use el nivel apropiado de agua.
  • Seque las toallas y los algodones más pesados en una carga separada de la ropa más liviana.
  • No seque en exceso su ropa. Si su máquina tiene un sensor de humedad, úselo.
  • Limpie el filtro del secador de ropa después de cada carga, para mejorar la circulación de aire.
  • Use el ciclo "cool-down" (enfriar), para permitir que la ropa se termine de secar con el calor residual del secador.

 

 

Top>>

11 cosas que necesita saber para que su casa pase la inspección

 


 

"De acuerdo con expertos de la industria, por lo menos 33 problemas físicos se examinarán minuciosamente durante la inspección de su casa, cuando ésta se encuentre en venta. A continuación le presentamos 11 que usted debería conocer cuando planee poner su casa en venta."

 

Los compradores quieren conocer su casa por dentro y por fuera.

Aunque cada comprador es tan particular como la casa que planea comprar, una cosa que comparten todos es el deseo de asegurarse de que la casa que llamarán su hogar se encuentra en tan buenas condiciones estructurales como parece estar. ¿Comenzará a gotear el techo? ¿Los cables de electricidad están en buen estado? ¿Y la plomería…? Para responder a éstas, y otras, preguntas, los compradores potenciales que visiten su casa buscarán ayuda profesional.

De acuerdo con expertos de la industria, por lo menos 33 problemas físicos serán puestos bajo escrutinio durante la inspección de una casa. Nosotros identificamos a los once más comunes, cualquiera de los cuales, si no es identificado y solucionado, puede costarle caro en términos de reparaciones.

En la mayoría de los casos, usted mismo puede realizar una preinspección razonable, si sabe lo que busca. Saber qué busca puede ayudarle a impedir que los pequeños problemas crezcan y se vuelvan costosos y difíciles de manejar.

11 cosas que necesita saber para que su casa pase la inspección.

1. Plomería defectuosa.

La plomería defectuosa puede manifestarse de dos maneras: pérdidas y taponamientos. Una inspección visual puede detectar pérdidas de agua. Un inspector medirá la presión del agua abriendo todas las canillas en el baño que se encuentre más elevado en la casa, y luego haciendo correr el agua en el inodoro. Si escucha el sonido de agua corriendo, esto indica que las tuberías son más pequeñas que el tamaño apropiado. Si el agua fluye sucia cuando abre la canilla, es indicio de que las tuberías se están oxidando, lo cual puede originar graves problemas de calidad del agua.

2. Sótano mojado o húmedo.

Un inspector examinará las paredes de la casa en busca del depósito de un mineral blanco tipo polvo, a unas pocas pulgadas de separación del piso, y verificará si es seguro almacenar cosas sobre el piso del sótano. El olor a moho es casi imposible de eliminar, y un inspector ciertamente lo notará.

Reparar una rajadura en, o alrededor de, el basamento de su sótano, puede costar $200-$1,000, dependiendo de la gravedad y la ubicación de la rajadura. Agregar una bomba y una fosa de desagüe puede costar alrededor de $750 y $1,000, e impermeabilizar la casa contra agua (en una casa promedio de 3 dormitorios) puede costar $5,000-$15,000. Usted deberá ponderar estas cifras en el cálculo de la ganancia que desee obtener por la venta de su casa.

3. Cables eléctricos y potencia inadecuados.

Su casa debería tener servicio de 100 amperios como mínimo, y el mismo debería estar claramente marcado. Los cables deberían ser de cobre o aluminio. El inspector mirará a los enchufes con varias tomas como indicaciones de circuitos inadecuados y peligro potencial de incendio.

4. Malos sistemas de calefacción y refrigeración.

Aislación insuficiente y un sistema de calefacción inadecuado o en mal funcionamiento son las causas más comunes de la mala calefacción. Aunque una caldera adecuadamente limpia y sin óxido en el intercambiador de calor normalmente tiene todavía vida operativa, el inspector preguntará y verificará si su caldera pasó su típico período de vida útil de 15-25 años. Si la casa tiene un sistema de gas de aire forzado, el inspector examinará, en particular, el intercambiador de calor, ya que si éste tiene rajaduras, puede emitir monóxido de carbono adentro de la casa, el cual es un gas mortal. Si los intercambiadores de calor están dañados, deben ser reemplazados; no pueden ser reparados.

5. Problemas de techo.

Una casa puede tener goteras por diversas razones, tales como el deterioro físico de las tejas de asfalto (extremos doblados hacia arriba, o cortadas) o daño mecánico resultante de una tormenta de viento. Cuando las canaletas gotean y el tubo de bajada de agua permite que fluya agua sobre las paredes externas, este problema externo puede convertirse en un gran problema interno.

6. Espacios húmedos en el ático.

Además de la humedad que puede haber en el sótano, problemas de ventilación, aislación y barreras de vapor pueden hacer que se forme moho en el ático. Esto puede conducir al deterioro prematuro del techo, la estructura y los materiales de construcción. El costo para reparar este daño puede superar fácilmente la suma de $2,500.

7. Madera podrida.

Esto puede ocurrir en muchos lugares (marcos de puertas y ventanas, contramarcos, tablas de cobertura externa de paredes, balcones o patios de madera y cercos). El inspector puede examinar la madera, para verificar si el daño es reciente (especialmente cuando la madera fue pintada hace poco).

8. Albañilería.

El reemplazo de ladrillos puede ser un emprendimiento costoso, pero, si no se efectúa este tipo de reparación, pueden surgir problemas de penetración de agua y humedad en la casa, que, a su vez, pueden causar el taponamiento de la chimenea, por ladrillos que se caigan en ella o, incluso, puede caerse la chimenea sobre el techo. Volver a construir, o reparar, la chimenea puede ser costoso.

9. Circuito eléctrico no seguro o con demasiados fusibles.

Existe peligro de incendio cuando se instala más amperaje en el circuito que lo que permite su capacidad. Los circuitos de 15 amperios son los más comunes en una casa típica, con mayor servicio destinado a los electrodomésticos grandes, como cocinas y secadores de ropa. Reemplazar el panel de fusibles con un panel de disyuntores puede costar una cantidad considerable de dinero.

10. Características de seguridad adecuadas.

Más que en un sistema de seguridad adquirido, un inspector se fijará en las características de seguridad básicas que protegerán su casa, tales como trabas de seguridad en ventanas y puertas de patios, cerrojos en puertas, detectores de humo e, incluso, de monóxido de carbono, en cada dormitorio y en cada planta de la casa. Aunque los precios de estos componentes pueden variar, sumarán a sus costos. Antes de comprarlos o instalarlos, debería consultar con expertos locales.

11. Problemas estructurales/de basamento.

Un inspector ciertamente investigará los cimientos y el basamento de su casa, ya que la integridad estructural de una casa es un aspecto fundamental.

Cuando ponga su casa en venta, seguramente no deseará encontrar ninguna sorpresa indeseable que pueda hacer fracasar la operación. Si inspecciona previamente su casa con un entendimiento de estas 11 áreas de problemas potenciales, se estará armando en defensa de una posible futura desilusión.

 

 

 

Top>>

Cosas que necesita saber sobre el cuidado y la seguridad de los neumáticos de su automóvil

Los neumáticos de automóviles son diseñados y fabricados con gran cuidado, para proveer miles de millas de servicio excelente.  Sin embargo, para obtener el máximo beneficio, es necesario mantenerlos apropiadamente.

Los factores más importantes en el cuidado de los neumáticos son:

  • Presión adecuada de inflado
  • Carga adecuada del vehículo
  • Inspección regular
  • Buenos hábitos de manejo
  • Estado del vehículo

Los beneficios del inflado adecuado

Con la cantidad correcta de presión de aire, las llantas de su automóvil durarán más, usted ahorrará en combustible y prevendrá accidentes. La "cantidad correcta" de aire es la presión especificada por el fabricante del vehículo, para las llantas delanteras y traseras de su modelo de auto o camioneta.  La presión de aire correcta está indicada en el rótulo del neumático (o etiqueta), pegado en el borde de la puerta de su vehículo, la jamba de la puerta, la guantera o la tapa del suministro de combustible.  Si su vehículo no tiene un rótulo de neumáticos, consulte el manual del usuario o contacte al fabricante del vehículo, al fabricante del neumático, o a un vendedor local de neumáticos. 

El rótulo de neumáticos indica la carga máxima de su vehículo, los niveles de presión de los neumáticos en frío, y el tamaño de neumático recomendado por el fabricante de su vehículo.

Si no cuida sus neumáticos apropiadamente, los resultados pueden ser graves.  La mayoría de los fabricantes de neumáticos suministran actualmente una guía de referencia, o moldean una advertencia de seguridad en la pared lateral de los neumáticos.  Normalmente, la advertencia será la siguiente:

ADVERTENCIA
La falla del neumático, resultante de poco inflado/sobrecarga, puede ocasionar lesiones graves.  Siga el manual del usuario o lo indicado en el rótulo de neumáticos de su vehículo. De lo contrario, el neumático/montaje del aro puede explotar. Solamente personas especialmente entrenadas deberían instalar los neumáticos.

Como puede ver, la advertencia destaca que pueden originarse lesiones graves debido a la falla del neumático, resultante de poco inflado o sobrecarga. Se aconseja enfáticamente a los motoristas que sigan las indicaciones del manual del usuario o del rótulo de neumáticos de su vehículo, con respecto al inflado y la carga apropiados.

Nunca trate de montar usted mismo sus neumáticos.  Solamente personas especialmente entrenadas deberían hacerlo, ya que la instalación inadecuada o descuidada puede causar la explosión del neumático y del montaje de la rueda.

Si usted instala sus propios neumáticos, asegúrese de tener el equipo correcto, el entrenamiento apropiado y la información correcta, antes de proceder.  Siempre utilice un dispositivo de contención cuando monte un neumático en un aro, y asegúrese de mantenerse lejos del neumático cuando lo infle. Asimismo, siga las instrucciones de nivel de presión de aire.

Siempre reemplace un neumático con otro de exactamente la misma designación de diámetro de talón y letras sufijas. Por ejemplo: un neumático A 16" va en un aro de 16".  Nunca monte un neumático de 16" en un aro de 16.5".  Uno de 16.5" va en un aro de 16.5". Nunca monte un neumático de16.5" en un aro de 16".

A pesar de que es posible pasar un neumático de 16" de diámetro sobre el borde o los bordones de un aro de 16.5" de diámetro, la llanta no puede inflarse lo suficiente como para que se posicione contra el bordón del aro.  Si trata de asentar el talón del  neumático inflándolo, el talón se romperá con fuerza explosiva y podrá causar lesiones graves, o incluso la muerte.

Recuerde, el montaje y el desmontaje de llantas y ruedas debería dejarlo a profesionales calificados, ya que éstos conocen los peligros asociados y tienen las herramientas y los equipos adecuados para hacer el trabajo en forma segura.

Su propio manómetro

Los neumáticos deben estar inflados apropiadamente.  Para determinar la presión de aire de sus neumáticos, utilice un manómetro para neumáticos preciso.  Puede darse cuenta si sus neumáticos están "bajos", o no suficientemente inflados, simplemente mirándolos.  Los medidores de aire de las estaciones de servicio pueden ser inexactos, debido a su exposición a la intemperie o abuso por parte de la gente.  Para estar seguro, debería tener su propio manómetro para neumáticos.  Puede comprar uno en cualquier negocio de venta de neumáticos o de artículos para automóviles.

Consejos para inflar sus neumáticos

Verifique la presión de aire de sus neumáticos (incluyendo de la rueda de auxilio) por lo menos una vez por mes y antes de realizar un viaje largo. Examine el nivel de presión cuando los neumáticos están fríos, es decir, antes de haber manejado una milla.  Si, para verificar la presión, debe manejar más de una milla, antes de salir con su auto mida la presión de cada neumático en frío y registre el nivel de subinflado de cada uno.

Cuando llegue a la estación de servicio, mida nuevamente la presión de cada neumático y luego infle los neumáticos tibios hasta el nivel equivalente a esta presión tibia, más la cantidad de subinflado en frío.

Subinflado

Los neumáticos pierden aire normalmente, a través del proceso de permeación.  Los cambios de la temperatura exterior pueden afectar la tasa de pérdida de aire de sus neumáticos.  Este cambio es más pronunciado en climas cálidos  Hablando en términos generales, un neumático perderá una o dos libras de aire por mes en climas fríos, e incluso más en climas cálidos.  El subinflado conduce a la falla del neumático.  Por lo tanto, verifique la presión de aire de sus neumáticos regularmente.

Nunca "purgue" o reduzca la presión de aire de sus neumáticos cuando éstos están calientes.  Es normal que la presión de sus neumáticos aumente cuando maneja su vehículo.

Asegúrese de que todas las válvulas y las extensiones de sus llantas estén equipadas con tapas de válvulas con empaques de goma, para impedir el ingreso de suciedad y humedad.  Cada vez que reemplace un neumático, haga instalar un nuevo vástago de válvula.  El subinflado o la sobrecarga crean calor excesivo y pueden conducir a la falla del neumático, y, a su vez, al daño de su vehículo y lesiones graves personales o incluso la muerte.  El nivel apropiado de presión de aire extiende la vida de sus neumáticos y permite ahorrar combustible.  Escriba el nivel de presión de sus llantas en el manual del usuario de su vehículo o en el  rótulo de neumáticos.

Carga adecuada de su vehículo

Además de mostrar la presión de aire en frío recomendada por el fabricante de su vehículo, el rótulo de neumáticos también indica la carga máxima del vehículo.  No sobrecargue su vehículo.  Recuerde, la carga que lleve sobre el techo de su vehículo cuenta como carga adicional.

Si remolca un trailer, recuerde que parte del peso del trailer se transfiere al vehículo remolcador.  Eso reduce la carga que puede colocar sin peligro en el vehículo remolcador. La única manera segura de prevenir la sobrecarga es pesar, eje por eje, el vehículo totalmente cargado, en balanzas de plataformas confiables.

Inspeccione sus neumáticos regularmente

Por lo menos una vez al mes, inspeccione sus neumáticos con cuidado, para ver si muestran señales de desgaste desparejo.

Los patrones de desgaste desparejo pueden ser la causa de presiones de aire inapropiadas, desalineación, balanceo incorrecto o falta de mantenimiento de la suspensión del vehículo.  Si no se corrigen estas situaciones, los neumáticos pueden dañarse.

Casi con seguridad, la causa podrá ser corregida en un negocio especializado en neumáticos u otra instalación de reparación y mantenimiento de vehículos.  Si encuentra un problema y lo corrige a tiempo, sus neumáticos posiblemente puedan seguir en servicio.

Ciertos patrones de desgaste desparejo pueden indicar que el neumático ha sufrido daño estructural interno y requiere atención inmediata.

Cuando la huella se ha desgastado hasta 1/16 de una pulgada, el neumático debe ser reemplazado. Cuando se alcance ese punto de desgaste, el neumático mostrará un indicador incorporado de desgaste de huella, o "barras de desgaste", que parecen tiras angostas de goma suave a través de la huella.  Cuando vea estas barras de desgaste, significará que es tiempo de reemplazar el neumático.

Inspeccione sus neumáticos frecuentemente.  Busque si hay piedras, pedazos de vidrio o de metal, u otros objetos extraños agarrados en la huella. Éstos pueden penetrar más profundo en el neumático y causar pérdida de aire.

Si un neumático necesita más aire continuamente, hágalo retirar del vehículo y examinar, para saber por qué pierde aire. El problema puede ser el daño del neumático, la rueda o la válvula.

Buenos hábitos de manejo

La manera en que usted maneja tiene mucho que ver con el millaje y la seguridad de los neumáticos de su vehículo.  Por lo tanto, cultive buenos hábitos de manejo para su propio beneficio.

  • Observe las señales de límites de velocidad.
  • Evite arranques, detenciones y giros rápidos.
  • Evite baches y objetos tirados en el camino.
  • No choque los cordones de veredas ni golpee las ruedas contra el cordón cuando estacione.
Cuando se queda varado

Las fuerzas creadas por la rápida rotación de los neumáticos pueden causar una explosión, por la rotura del neumático.  Estas fuerzas impactan toda la estructura del neumático y pueden romper todo la cubierta. Algunos vehículos pueden causar este tipo de rotura en 3 a 5 segundos.

Cuando se quede varado en hielo, nieve, barro o pasto húmedo, debe amacar el vehículo suavemente, para atrás y adelante, moviendo la palanca de cambio de avance a retroceso, en vehículos con caja automática, o de retroceso a segunda, en las transmisiones manuales.  Esto debe hacerse con la menor cantidad posible de rotación de las ruedas.  Si esto no libera el vehículo, pida un remolque..

Peligros de las carreteras

Independientemente de cuán cuidadosamente usted pueda manejar, siempre existe la posibilidad de que, eventualmente, pinche y termine con un neumático desinflado en la carretera.  Maneje despacio al área segura más cercana, fuera del tránsito.  Aunque esto puede dañar aún más el neumático, su seguridad personal es más importante.

Siga las instrucciones del fabricante de su vehículo para elevar su vehículo, retirar la rueda y colocar la rueda de auxilio.  Luego, maneje a un lugar donde puedan inspeccionar el neumático pinchado, y quizás puedan repararlo o reemplazarlo.

Después de que un neumático recibió un impacto severo, como golpear el cordón de una vereda o un bache, debe hacerlo retirar de su vehículo e inspeccionar, tanto de adentro como de afuera, por cualquier daño resultante del impacto.

Un neumático que sufrió daño por impacto puede parecer totalmente operable desde afuera, pero puede fallar más tarde.

Cuidado de la rueda de auxilio

Muchos vehículos modernos están equipados con ruedas de auxilio temporarias, las cuales son distintas que las ruedas regulares.  Algunas pueden requerir mayor presión de aire, o el uso de dispositivos especiales para inflarlas.

Un vehículo con rueda de auxilio puede operarse dentro de los límites indicados en la cara lateral del nuemático, hasta que sea conveniente reparar el neumático dañado, o reemplazarlo con uno del mismo tamaño y construcción que los otros de su vehículo.

Siempre verifique el nivel de presión de aire de su rueda de auxilio, cuando verifique el aire de sus neumáticos regulares.  Una rueda de auxilio desinflada no le ayudará en un caso de emergencia.  Si tiene una rueda de auxilio inflable, asegúrese de examinar el dispositivo de inflado a presión  (aerosol), para asegurarse de que no haya sido dañado.  Si así fuera, hágalo examinar por un experto.

Recuerde, el montaje inapropiado y el inflado en exceso pueden dañar el neumático o la rueda, pueden causar una explosión, y, a su vez, lesiones graves personales e, incluso, la muerte.

Infladores en aerosol

No dependa de los selladores y los infladores en aerosol para reparar permanentemente un neumático dañado.  Estos productos están diseñados para proveer una reparación de emergencia, temporaria, para ayudarle a llegar a la instalación de reparación de neumáticos más cercana.

Algunos productos en aerosol de este tipo utilizan gases inflamables, como el butano, el propano o el isobutano, como propelentes.  Cuando use estos productos, siga todas las indicaciones y las precauciones impresas en el producto. Recuerde informar al personal de reparación del neumático que usted utilizó un aerosol inflamable para inflar su neumático.

Condiciones del vehículo que afectan los neumáticos

Existe una estrecha relación operativa entre sus neumáticos y varios sistemas mecánicos de su vehículo.  Los neumáticos, las ruedas, los frenos, los amortiguadores de choque, el tren de mando, y los sistemas de dirección y suspensión, deben todos funcionar juntos para proveer una operación cómoda y un buen millaje de neumáticos.

Balance

El montaje desbalanceado de las ruedas y los neumáticos puede crear una vibración molesta cuando maneja sobre un camino suave, y puede causar el desgaste irregular de la huella del neumático.

Alineación

La falta de alineación de las ruedas delanteras o traseras, la operación inapropiada de los frenos o de los amortiguadores de choque, ruedas dobladas, cojinetes gastados, y otros problemas mecánicos, causan el desgaste desparejo y rápido de las huellas de los neumáticos, y deben ser corregidos por un mecánico calificado. Los vehículos de propulsión delantera, y los que tienen suspensión trasera independiente, requieren atención especial con la alineación de las cuatro ruedas.

Estos sistemas deberían ser examinados periódicamente, de acuerdo con lo indicado en el manual del usuario del vehículo, o cuando tenga algún indicio de que existe un problema.

Un mal golpe, como cruzar un bache, puede desalinear las ruedas delanteras, aunque las haya hecho examinar una hora atrás.  Tal impacto también puede doblar el aro del neumático, causando pérdida de presión de aire, y dañar sus neumáticos, con poca o ninguna indicación externa.

Rotación de neumáticos

Algunas veces, el desgaste irregular de los neumáticos puede corregirse rotando los neumáticos.  Consulte el manual del usuario de su vehículo, al fabricante de los neumáticos o un vendedor local de neumáticos, para confirmar el patrón apropiado para su vehículo.

Si sus neumáticos muestran señales de desgaste desparejo, haga examinar su vehículo y corregir las ruedas, si están desalineadas o desbalanceadas, o cualquier otro problema mecánico, antes de hacer rotar las ruedas.

Algunas veces, las ruedas delanteras y las traseras de un vehículo usan distintos niveles de presión de aire.  Después de la rotación, ajuste la presión de aire de las ruedas de acuerdo con las cifras recomendadas por el fabricante de su vehículo para las distintas ubicaciones (delanteras o traseras), indicadas en el rótulo de neumáticos de su vehículo.

El propósito de rotar las ruedas regularmente es lograr el desgaste más uniforme de todas los neumáticos de su vehículo. Antes de rotar sus ruedas, siempre consulte las recomendaciones de rotación incluidas en el manual del usuario de su vehículo. Si el manual no indica un período específico, debería rotarlas aproximadamente cada 6.000 millas.

Sin embargo, rote sus neumáticos antes, si observa un desgaste irregular o desparejo, y haga examinar el vehículo por un técnico calificado, para determinar la causa del problema de desgaste.  La primera rotación es la más importante.

Los datos en la cara lateral del neumático

Sus neumáticos contienen información muy útil, impresos en su cara lateral. Esta información incluye el nombre del neumático, su tamaño, si es del tipo con cámara o sin cámara, la carga máxima y el nivel de inflado máximo, la advertencia de seguridad y otros datos.

Neumáticos "Pasajeros"

A continuación explicamos la información encontrada en la cara lateral de un neumático popular para automóviles, clasificado por velocidad, "P-metric". "P" significa pasajero, "215" representa el ancho del neumático en milímetros; "65" es la relación altura-ancho; "H" es la clasificación de velocidad; "R" significa radial; y "15" es el diámetro de la rueda en pulgadas. Algunos neumáticos clasificados por velocidad llevan una Descripción de Servicio, en vez de mostrar el símbolo de velocidad  en la designación del tamaño. La Descripción del Servicio (89H en este ejemplo) consiste en el índice de carga (89) y el símbolo de la velocidad (H - alta).

Desgaste de la huella

El grado de desgaste de la huella de un neumático es una clasificación comparativa, basada en la tasa de desgaste del neumático cuando éste es probado en condiciones controladas en una pista de prueba específica del gobierno.

Un neumático clasificado como 200 tomaría el doble de tiempo en desgastarse, en la pista de prueba del gobierno, en condiciones de prueba, que uno clasificado como 100.

Es erróneo relacionar los grados de desgaste de la huella con su millaje de neumático proyectado. El desempeño relativo de los neumáticos depende de las condiciones reales de su uso y pueden variar, debido a los hábitos de manejo, las prácticas de mantenimiento, diferencias en las características de los caminos y el clima.

Tracción

Los grados de tracción, del más alto al más bajo, son A, B y C.  Representan la habilidad del neumático de frenar en pavimento húmedo, medida en condiciones controladas, en superficies de prueba especificadas por el gobierno, de asfalto o cemento. .

Temperatura

Los grados de temperatura, del más alto al más bajo, son A, B y C. Éstos representan la resistencia del neumático a la generación de calor, cuando el neumático es probado en condiciones controladas, en una rueda de prueba en laboratorio.

Selección de ruedas de reemplazo 

IMPORTANTE:  Siempre verifique la recomendación del fabricante de su vehículo, antes de reemplazar un neumático con uno de distinto tamaño o construcción.

Cuando compre neumáticos nuevos, asegúrese de que su nombre y dirección, y el número de identificación de los neumáticos nuevos, sean registrados y enviados al fabricante de los mismos, o a su registrador designado.  El registro de los neumáticos asegurará de que usted sea notificado con prontitud en el caso de que el fabricante de los neumáticos necesite contactarle.

Cuando deba reemplazar sus neumáticos, no adivine cuáles son los adecuados para su vehículo.

Para saber la respuesta, primero mire en el rótulo de neumáticos. Allí encontrará el tamaño de los neumáticos con los cuales el vehículo fue originalmente equipado.

Los neumáticos deberían reemplazarse siempre con otros de la misma designación de tamaño, o con opciones aprobadas, recomendadas por el fabricante del vehículo o de los neumáticos.  Nunca elija un tamaño más pequeño, con menos capacidad de soporte de carga, que el tamaño indicado en el rótulo de neumáticos.  Siempre haga montar neumáticos con las mismas designaciones de tamaño y construcción en el mismo eje.  Se recomienda que los cuatro neumáticos sean del mismo tamaño, igual clasificación de velocidad y construcción (radial o no radial).  Sin embargo, en algunos casos, el fabricante del vehículo puede requerir neumáticos de distintos tamaños para los ejes delantero y trasero. Cuando utilice dos neumáticos radiales y dos no radiales, ponga los radiales en el eje trasero.

Clasificaciones de velocidad

Algunos neumáticos actualmente vienen marcados con letras, que indican sus clasificaciones de velocidad, basadas en pruebas de laboratorio relacionadas con el desempeño de los neumáticos en el camino.  Los símbolos de clasificación de velocidad son: M, S, T, U, H, V, Z o W.

Cuando deba reemplazar sus neumáticos, consulte el manual del vehículo para  verificar el tamaño y la clasificación de velocidad apropiados (si fuera requerido).

Si el manual del vehículo especifica neumáticos con clasificación de velocidad, los nuevos neumáticos deben ser de la misma clasificación -o mayor- que los neumáticos originales, para mantener la capacidad de velocidad del vehículo.

Si en un vehículo se instalan neumáticos con distintas clasificaciones de velocidad, los neumáticos con la clasificación más baja limitarán la velocidad del vehículo relacionada con los neumáticos.

Las clasificaciones de velocidad de neumáticos no implican que los vehículos puedan manejarse sin correr peligro a la velocidad máxima para cual el neumático fue clasificado, en particular en condiciones adversas climáticas y de caminos, o si el vehículo tiene características inusuales. Nunca opere un vehículo en forma no segura o ilegal.

Tipos de construcción de neumáticos

Los neumáticos de su vehículo deberían ser todos del mismo tamaño, construcción (radial, no  radial) y clasificación de velocidad, a menos que el fabricante de su vehículo especifique lo contrario.  Los neumáticos influencian el manejo y la estabilidad del vehículo.

Combine las designaciones de tamaño de los neumáticos en pares sobre un eje (o los cuatro neumáticos en aplicaciones dobles), excepto cuando utilice temporariamente una rueda de auxilio.

Si utiliza neumáticos radiales y no radiales en su vehículo, coloque los radiales en la parte trasera.  Si utiliza neumáticos radiales y no radiales en un vehículo equipado con dobles ruedas traseras, puede utilizar los radiales en cualquier eje.  Nunca mezcle neumáticos radiales y no radiales en el mismo eje, excepto si usa temporariamente una rueda de auxilio.

Los neumáticos para nieve deben aplicarse en pares (o como dobles) en el eje de mando (delantero o trasero) o en todas las posiciones.  Nunca coloque neumáticos para nieve no radiales en la parte trasera, si tiene radiales en la parte delantera.  Si utiliza neumáticos con pernos en el eje delantero, también debe usar los mismos en el eje trasero.

En los vehículos con impulsión por las cuatro ruedas, debe combinar los tamaños y los tipos de construcción de los cuatro neumáticos.

MANEJO EN CLIMA FRÍO

A continuación le presentamos algunos conceptos sobre cómo manejar en clima frío.

Cómo el frío afecta los neumáticos

Cada vez que la temperatura exterior cae 10 grados Fahrenheit, la presión de aire de sus neumáticos desciende aproximadamente una o dos libras por pulgada cuadrada.

Durante la estación de clima frío, debería examinar con frecuencia el nivel de la presión de aire de sus neumáticos, y agregar el aire necesario para mantenerlos a los niveles de inflado recomendados, en todo momento.

Nunca reduzca la presión de aire del neumático para tratar de incrementar su tracción sobre nieve o hielo. Esto no funciona, y su neumático estará tan desinflado que si maneja su vehículo lo dañará.

Si una de las ruedas de impulsión se atasca, las fuerzas centrífugas creadas por un neumático que gira rápidamente puede causar una explosión, literalmente destrozando el neumático.  Nunca exceda 35 mph (indicados en su velocímetro) ni se pare cerca de la rueda que gira.

Si su vehículo se atasca y no consigue un remolque de inmediato, amaque su vehículo suavemente, de atrás para adelante, repetidamente, cambiando de marcha a reversa, en transmisiones automáticas, o de reversa a segunda, en transmisiones manuales, aplicando al mismo tiempo presión suave sobre el acelerador. Advertencia: si su vehículo tiene un sistema de antibloqueo de frenos (ABS), siga las instrucciones operativas indicadas en su manual del usuario.

Neumáticos para nieve

En áreas de nieve, muchas ciudades y países tienen "reglamentos para emergencias de nieve", aplicables durante tormentas severas de nieve.  Verifique con las autoridades cuáles son las normas en su área.  Conforme a algunas normas, los motoristas están sujetos a multas si bloquean el tránsito y no tienen neumáticos para nieve instalados en sus vehículos.

Usted puede evitar estos problemas equipando a su vehículo con neumáticos para nieve, marcados como "MS," "M&S," y "M+S" en la cara lateral. Las letras "M" y "S" significan lodo y nieve.

Si cambia a neumáticos para nieve, asegúrese de que sean del mismo tamaño y tipo de construcción que los neumáticos que tenía en su vehículo.

Las llantas para nieve deben utilizarse en pares; es decir, por lo menos dos, en el eje trasero, o en las cuatro ruedas.  Si compra sólo dos llantas nuevas, se recomienda que las instale en el eje trasero.  Si instala una llanta de alta tracción en el eje delantero, el extremo más liviano de su automóvil (parte trasera) no experimentará ninguna mejora de tracción.  La mayoría de los fabricantes de llantas de automóviles recomiendan que los vehículos con tracción delantera tengan sus cuatro llantas de igual tracción.  En todos los casos, instale llantas nuevas en el eje trasero.  Si las llantas delanteras pierden agarre primero, su vehículo tenderá a perder control y seguirá andando derecho, incluso en una curva.  Esto se llama understeer (subvirante), y puede controlarse reduciendo la velocidad y girando hacia la dirección de la curva.  Así, su automóvil retomará su dirección.  Sin embargo, si primero pierden agarre las llantas traseras, su vehículo puede dar un giro completo, lo cual se llama oversteer (sobrevirante) y es más difícil de controlar.  Esta situación requiere que usted realice correcciones de dirección rápidas y precisas en dirección opuesta a dónde gira el vehículo; es decir, no una reacción natural.  Por lo tanto, es más fácil controlar el understeer que el oversteer.

En las áreas donde hay frecuentes tormentas severas de nieve, muchos conductores llevan cadenas para usar en casos de emergencia, o hacen instalar en sus vehículos neumáticos para nieve con pernos. Si hace instalar neumáticos para nieve con pernos en el eje delantero, también debe hacerlos instalar en el eje trasero. La mayoría de los estados tienen límites de tiempo de uso de pernos, o directamente prohiben su uso. Antes de instalar neumáticos con pernos, verifique los reglamentos de su área. Si usa cadenas, asegúrese de que sean del tamaño y el tipo apropiados para sus neumáticos.  De lo contrario, pueden dañar la cara lateral de sus neumáticos y causar su falla.

AYUDA CON RESPECTO AL SERVICIO

Cuando tenga alguna pregunta sobre neumáticos, o un problema, consulte a un vendedor de neumáticos, ya que éstos son la mejor fuente de información general y de servicio profesional de neumáticos.

Los vendedores de neumáticos tienen manuales de servicio, diagramas y otras publicaciones industriales sobre carga e inflado, reparación y reemplazo de neumáticos.  Ellos pueden proveerle neumáticos de reemplazo, balancear sus neumáticos y reparar los dañados.  Haga inspeccionar sus neumáticos por estos vendedores periódicamente, ya que le diagnosticarán cualquier problema que encuentren en sus neumáticos.

Pérdida de presión de aire del neumático

Cuando descubra que un neumático pierde aire, éste debe ser retirado de la rueda por un experto, para una inspección interna completa, para asegurarse de que no está dañado.  Si opera su vehículo con un neumático muy desinflado, incluso por una corta distancia, puede dañarlo hasta un punto que ya no pueda repararse.

Las pinchaduras de hasta 1/4 de pulgada, si están confinadas a la huella, pueden ser reparadas por personal capacitado.  El neumático debe ser retirado de la rueda, inspeccionado y reparado, utilizando métodos aprobados por la industria, consistentes en una unidad de reparación interna y un tapón.

Tapones versus parches 

UN TAPÓN, POR SI SOLO, ES UNA REPARACIÓN INACEPTABLE. El material de reparación utilizado (por ejemplo: una "combinación de parche y tapón") debe sellar el revestimiento interno y llenar la parte punzada, para que la reparación sea considerada permanente.  Nunca use una cámara en un neumático sin cámara.

Los fabricantes de neumáticos pueden diferir con respecto a si la categoría de velocidad es aplicable a los neumáticos con clasificación de velocidad que han sido reparados.  Consulte al fabricante de sus neumáticos por recomendaciones.

Daños reparables de neumáticos

Los daños más grandes que 1/4 de pulgada deben ser reparados en una instalación de reparación de servicio completo. La cara lateral de un neumático no debería repararse sin consultar al fabricante del mismo.  Después de que un neumático haya sido reparado, examínelo para verificar si hay otros daños, como fugas de aire, no detectados en el momento de la reparación.  Las reparaciones mal hechas puede causar la falla repentina del neumático.

La pérdida de aire debida a pinchaduras puede arruinar un neumático que pudo haber sido salvado, si hubiera sido retirado a tiempo del vehículo para ser reparado. La pérdida gradual de aire eleva la temperatura operativa del neumático.  Esto puede causar la separación de algunos de los componentes, o puede dañar el cuerpo del neumático en formas que crean la pérdida rápida o repentina de aire. 

Tal daño interno no siempre es aparente, y, aunque luego se lo haga reparar adecuadamente, puede ocurrir pérdida rápida del aire.

CONSEJOS PARA GUARDAR NEUMÁTICOS

Los neumáticos deberían guardarse en posición vertical, en un lugar seco y fresco, no expuesto a la luz solar o fuentes de ozono, como los motores eléctricos.

Sin embargo, si debe guardar neumáticos desinflados (uno arriba del otro), asegúrese de no apilar demasiados, ya que demasiado peso puede dañar el neumático que está más abajo en la pila.

También asegúrese de que pueda circular aire alrededor de todos los lados de los neumáticos, incluyendo por debajo, para prevenir daño por humedad.

Si guarda los neumáticos en la intemperie, protéjalos con una cobertura opaca a prueba de agua y no los apoye sobre el suelo. No guarde neumáticos sobre asfalto negro, otras superficies absorbentes de calor, suelo cubierto por nieve o arena.

 

 

Top>>