Cada mes publicamos una serie de artículos de interés para propietarios de viviendas -- consejos para ahorrar dinero, listas para verificar la seguridad de su casa, consejos para mejorar su propiedad, secretos internos de la industria de bienes raíces, etc. Ya sea que actualmente esté "en el mercado", o no, esperamos que encuentre útil esta información. Por favor, siéntase libre de pasar estos artículos a otros miembros de su familia y amigos.

Edición No. 1197
INFORME DESTACADO

Antes que suceda la catástrofe
Las catástrofes naturales o de otro tipo pueden ocurrir súbitamente, en cualquier momento y en cualquier lugar. Su primera prioridad, por supuesto, sería proteger a su familia y sus bienes. Sin embargo, también es importante protegerse contra las consecuencias financieras de una catástrofe, ya que ésta puede dañar o destruir sus bienes, forzarle a vivir temporariamente en otro lugar, cortarle su flujo de ingresos u otras ganancias, o arruinar valiosos registros financieros.

A continuación presentamos algunas medidas simples que usted puede tomar ahora. Sin embargo, antes de tomar cualquier tipo de acción, asegúrese de haber involucrado a su familia o amigos, en lo posible, en su proceso de toma de decisiones y planificación. También puede serle útil la ayuda de un asesor, como un planificador financiero certificado, un agente de seguros u otro profesional financiero similar.
Lo importante es comenzar a planificar ahora, antes que lo inesperado se convierta en la cruda realidad.




También este mes...
¿Por que es tan importante que su casa tenga el precio correcto y que se promocione correctamente?
Muchos agentes inmobiliarios pueden prometerle que venderán su casa por la cantidad de dinero que usted desea. Sin embargo, la realidad actual del mercado inmobiliario es que esto, simplemente, no ocurre siempre. De hecho, la mayoría de las casas se venden por un precio menor que el que los vendedores pueden haber sido llevados a creer.



 
 

Consejos para elegir un contratista para las reparaciones o mejoras de su propiedad
Las reparaciones y mejoras de las propiedades pueden costar miles de dólares y son el motivo de quejas frecuentes.  A continuación le presentamos una lista de cosas que debería considerar cuando elija un contratista.



Enlaces Rápidos
Antes que suceda la catástrofe
¿Por que es tan importante que su casa tenga el precio correcto y que se promocione correctamente?
Consejos para elegir un contratista para las reparaciones o mejoras de su propiedad
 

 

Top>>

Antes que suceda la catástrofe

Incendios... huracanes... inundaciones... terremotos... tornados... . Las catástrofes naturales o de otro tipo pueden ocurrir súbitamente, en cualquier momento y en cualquier lugar. Su primera prioridad, por supuesto, sería proteger a su familia y sus bienes. Sin embargo, también es importante protegerse contra las consecuencias financieras de una catástrofe, ya que ésta puede dañar o destruir sus bienes, forzarle a vivir temporariamente en otro lugar, cortarle su flujo de ingresos u otras ganancias, o arruinar valiosos registros financieros.

A continuación presentamos algunas medidas simples que usted puede tomar ahora. Sin embargo, antes de tomar cualquier tipo de acción, asegúrese de haber involucrado a su familia o amigos, en lo posible, en su proceso de toma de decisiones y planificación. También puede serle útil la ayuda de un asesor, como un planificador financiero certificado, un agente de seguros u otro profesional financiero similar.

Lo importante es comenzar a planificar ahora, antes que lo inesperado se convierta en la cruda realidad.

Proteja a sus bienes:

Una de las primeras cosas que debería hacer es informarse sobre qué tipos de catástrofes pueden ocurrir en el lugar donde usted vive, como incendios, inundaciones, terremotos, huracanes o tornados. Los pasos siguientes pueden ayudarle a evitar, o reducir substancialmente, la destrucción física potencial de sus bienes, en el caso de que sea víctima de una catástrofe. Asimismo, estos pasos pueden reducir sus costos de seguro. Por ejemplo, puede:

  • Instalar detectores de humo, que le advertirán sobre un posible incendio en su departamento o casa.
  • Elevar las instalaciones de servicios de su casa a la planta alta o al ático.
  • Limpiar la maleza que rodee su propiedad, para protegerla contra incendios naturales.
  • Anclar su casa a los cimientos y anclar el techo a la estructura principal.
  • Asegurar objetos que puedan caerse y causar daños en un terremoto, como bibliotecas o el tanque de agua caliente.
  • Instalar persianas contra huracanes en las ventanas de su casa y preparar tapas de madera para las puertas de vidrio.
  • Si su casa está ubicada en un área de alto riesgo de inundación, o sobre una falla geológica, o en un lugar amenazado por la erosión costera, considere mudarse.
  • Haga inspeccionar su casa por un inspector de construcción o un arquitecto, para saber qué mejoras estructurales podrían prevenir, o reducir, daños significativos de catástrofes.
  • Si todavía no ha comprado su casa, cuando lo haga tome en cuenta el tipo de construcción. Las casas construidas de madera tienden a soportar algunos tipos de catástrofes, mientras que las casas construidas de ladrillos se mantienen mejor en pie en otros.

Si no está seguro dónde comenzar, puede contactar a su departamento local de bomberos para que vayan a evaluar su propiedad y sugerirle cómo mejorar la seguridad. Si vive en un área propensa a sufrir terremotos, puede llamar a las empresas que le proveen servicios para que vayan a su casa y le muestren cómo y dónde cerrar las líneas de gas o cómo elevar sus instalaciones de servicios para que no entren en contacto con agua ante una posible inundación.

Realice un inventario de sus bienes:

Haga un inventario de sus pertenencias, elaborando una lista de todo lo que posee en su casa. Si ocurre una catástrofe, esta lista puede:

  • Ayudarle a probar el valor de sus bienes, si los mismos fueron dañados o destruidos.
  • Ayudarle a que reciba un pago rápido y justo por parte de su empresa aseguradora, por las pérdidas que sufrió.
  • Servir como un documento para las deducciones impositivas que solicite por sus pérdidas.

Para realizar un inventario exhaustivo de su hogar:

  • Registre la ubicación de los originales de todos sus documentos financieros y familiares importantes, como certificados de nacimiento y matrimonio, testamentos, escrituras, declaraciones de impuestos, pólizas de seguro y certificados de acciones y bonos. Guarde los originales en un lugar seguro y copias en otro lado. Para propósitos de impuestos y seguros, usted necesitará tener acceso a sus registros.
  • Grabe sus pertenencias en formato visual o impreso. Si no tiene una cámara o una filmadora (ni tampoco puede pedir prestada o alquilar una), compre una libreta de inventario y complételo, o haga una simple lista en papel. Pregúntele a su agente de seguros si puede proveerle una cámara.
  • Recorra cada cuarto de su casa. Describa cada pertenencia, cuándo la compró y cuánto costó. Si toma fotografías o filma, pídale a alguien que abra los roperos y le ayude a fotografiar o filmar los objetos guardados.
  • Registre los números de modelo y de serie.
  • Incluya también los artículos más económicos, como toallas de baño y ropa, ya que si los tiene que reemplazar su costo sumará.
  • Asegúrese de incluir las cosas que tenga guardadas en su ático, sótano y garaje.
  • Anote la calidad de los materiales de construcción de su casa, en particular terminaciones tales como puertas de cedro o accesorios de baño o de cocina caros.
  • Fotografíe el exterior de su casa. Incluya el jardín –el gran árbol que tiene en el jardín de adelante quizás no sea asegurable, pero agrega valor a su propiedad, para propósitos de impuestos. Registre cualquier mejora que haya realizado, como un patio, construcción de cerco o estructuras externas.
  • Fotografíe autos, botes y vehículos de recreación que tenga.
  • Haga copia de los recibos o cheques de pago de artículos valiosos.
  • Obtenga evaluaciones profesionales del valor de sus joyas, artículos de colección, obras de arte u otros artículos que sean difíciles de evaluar. Actualice las evaluaciones cada dos o tres años.
  • Actualice su lista de inventario anualmente.

¿Parece mucho trabajo? Existen programas computarizados diseñados para estos propósitos, que pueden facilitarle esta tarea. Estos programas se pueden comprar en tiendas que venden artículos de computación.

Más importante aún, cuando haya finalizado su inventario, dele una copia del mismo a algún familiar o amigo, o guárdela en una caja de seguridad de un banco. No deje la única copia que tenga en su casa, donde puede ser destruida.

Contrate seguro:

A pesar de haber tomado el tiempo necesario para prepararse para el caso de una catástrofe, sus bienes pueden sufrir graves daños, inevitables. Aquí es cuando el seguro para inquilinos o propietarios puede ser de gran ayuda. Sin embargo, mucha gente afectada por catástrofes recientes no tenía el seguro correspondiente o no tenía ningún tipo de seguro. El seguro para propietarios no cubre inundaciones u otras catástrofes significativas. Asegúrese, entonces, de comprar el seguro que necesite para protegerse de los riesgos que pueda correr.

Si es propietario:

  • Contrate, como mínimo, cobertura con reemplazo completo o con costo de reemplazo. Esto significa que la estructura será reemplazada hasta los límites especificados en la póliza.
  • Investigue si puede obtener una póliza con costo de reemplazo garantizado. Estas pólizas –no siempre disponibles, pueden pagar la reconstrucción de su casa, incluyendo mejoras, a precios actuales, independientemente de los límites de la póliza.
  • Haga tasar su casa periódicamente para asegurarse que la póliza refleja el costo real de reemplazo.
  • Actualice la póliza cuando haga mejoras en su propiedad, como terminación del sótano. La actualizaciones anuales automáticas que haga su empresa aseguradora quizás no sean suficientes para cubrir las mejoras que usted ha hecho.
  • Compre una póliza que cubra el costo de reemplazo de sus pertenencias. La cobertura estándar cubre únicamente el valor en efectivo real (costo de reemplazo menos descuento por uso o años de antigüedad).
  • Entienda bien qué cubre y qué no cubre su póliza, y cómo funcionan las cantidades deducibles (la porción que usted debe pagar antes de cobrar su póliza).
  • Averigüe si hay disponible seguro operado por el gobierno, si le es difícil obtener cobertura privada como resultado de una catástrofe reciente. Las primas de estos seguros generalmente son más altas que las del mercado, pero es mejor tener cobertura que no tenerla.
  • Use la lista del inventario de sus pertenencias para verificar si la cobertura de su póliza es congruente con el valor de sus cosas.

Si es inquilino:

  • Si alquila, considere vivir en un área que no presente alto riesgo de inundación o que no esté ubicada sobre una falla geológica.
  • Contrate seguro para inquilinos, el cual cubre bienes personales dañados, destruidos o robados. El seguro del dueño de la casa donde usted vive no cubrirá los daños o la pérdida de sus bienes. Asimismo, considere obtener cobertura especial para sus pertenencias, como seguro contra inundación.
  • Infórmese bien con respecto a qué cubre la póliza. Algunas pólizas cubren más que otras. Por ejemplo, ¿su póliza cubrirá sus gastos de supervivencia si tiene que vivir en otro lugar temporariamente, o cubrirá daños por filtración de aguas cloacales?
  • Compare lo que le ofrecen distintas empresas aseguradoras y elija la mejor cobertura al mejor precio. Además del seguro contra inundación ofrecido por el gobierno, las pólizas varían de una empresa a otra. En su mayoría, las pólizas son económicas. Averigüe primero en la empresa con la que tiene asegurado su automóvil. Generalmente, las empresas aseguradoras ofrecen descuentos cuando el cliente contrata más de un tipo de póliza con la misma empresa.

Si se ha de mudar:

  • Seleccione una casa o un área que no esté ubicada sobre una falla geológica, ni en un área propensa a sufrir inundaciones, o que esté amenazada por la erosión costera.
Considere cobertura especial:

El seguro para inquilinos y propietarios no cubre ciertos tipos de pérdidas. Pregúntele a su agente de seguros o a su planificador financiero sobre cobertura especial o adicional para lo siguiente:

  • Inundaciones. Las pólizas de propietarios no cubren daños sufridos por inundaciones. Llame primero a su empresa aseguradora o a su agente actual para averiguar sobre este tipo de cobertura.
  • Terremotos. Normalmente las primas son altas y las cantidades deducibles pueden variar entre el 5% y el 20% de la cobertura de la póliza. Igualmente, tener esta cobertura puede ser mejor que no tenerla. (La cobertura contra terremotos, para las pertenencias que tenga adentro de su casa, normalmente se vende por separado).
  • Oficinas en el hogar. Algunas pólizas extienden la cobertura automáticamente de su casa a sus equipos de computación y algunos otros artículos comerciales. Hable con su agente para determinar cuáles artículos estarían cubiertos y cuáles no. Si fuera necesario, usted puede comprar cobertura comercial adicional a un costo modesto. Posiblemente, sea mejor aún comprar por separado una póliza de seguro para pequeños negocios, la cual le proveería más cobertura.
  • Códigos de construcción. Pregúntele a su agente sobre seguro adicional para cubrir los costos de poder cumplir los códigos de construcción actuales, que, en general, son más estrictos. Con frecuencia, tras una catástrofe, la gente se encuentra con que debe pagar costos de construcción mucho más elevados, porque éstos han cambiado. Cuando se reconstruye una vivienda, deben cumplirse todos los códigos actuales. Considere también mejoras estructuras adicionales que le ofrezcan mayor protección.
  • Otros problemas potenciales. Entre éstos estarían las minas subterráneas (ubicadas debajo de su propiedad), filtración de aguas cloacales, o avalanchas de barro.
Dónde guardar el dinero en efectivo:

Después de una catástrofe, posiblemente necesite dinero en efectivo para los primeros días o, incluso, para las primeras semanas. Si usted no puede trabajar, entonces no tendrá ingresos. Para ayudarse a mantenerse solvente, considere lo siguiente:

  • Guarde una pequeña cantidad de efectivo o cheques del viajero en su casa, en un lugar donde lo pueda agarrar rápidamente ante cualquier evacuación súbita. Una catástrofe puede dejar inoperativos los cajeros automáticos y los bancos. El dinero que guarde debería ser en billetes de pequeña denominación, para facilitar su uso.
  • Ahorre dinero en un fondo para emergencias. Aunque puede ser difícil hacerlo si no tiene un gran presupuesto, el esfuerzo bien puede valer la pena. El fondo puede ser muy útil, no sólo en el caso de una catástrofe, sino también en otras crisis financieras que se le puedan presentar, como durante un período de desempleo, o si surgen gastos inesperados, como honorarios de abogados.
  • Guarde su fondo en una cuenta segura y de fácil acceso, como una cuenta de ahorro simple o una de inversión.
  • Guarde parte del dinero fuera del área local, ya que la catástrofe que le afecte a usted también puede afectar a los bancos locales. Puede considerar abrir una cuenta de fondos mutuos en otra ciudad.
  • Pague al día sus tarjetas de crédito. Posiblemente, necesitará utilizarlas después de la catástrofe.
Use una caja de evacuación:

Compre una "caja de evacuación" con cerradura y de material resistente, que pueda agarrar en el caso de una emergencia. Incluso una caja de cartón le servirá. Ponga documentos importantes adentro de la caja, en bolsas de plástico cerradas, a prueba de agua. Guarde la caja en un lugar de su casa donde la pueda agarrar fácilmente. Lleve esta caja siempre consigo, no la deje sin atención adentro de su automóvil.

La caja debe ser lo suficientemente grande como para poder guardar lo siguiente:

  • Una pequeña cantidad de cheques del viajero o dinero en efectivo y algunas monedas.
  • Negativos o fotografías personales irremplazables, protegidas en sobres de plástico.
  • Una lista de contactos de emergencia, como doctores, asesores financieros, miembros del clero, contratistas de reparaciones de buena reputación, y números y direcciones de familiares que vivan en otro área.
  • Copias de recetas importantes de medicamentos y anteojos, y copias de los certificados de vacunación de sus hijos.
  • Tarjetas o información de seguros médicos, dentales o de medicamentos.
  • Copias de sus pólizas de seguro de automóvil, inundación, inquilino o propietario (o, por lo menos, los números de las pólizas) y una lista de los números telefónicos de sus empresas aseguradoras.
  • Copias de otros registros financieros y familiares importantes (o, por lo menos, una lista del lugar donde están guardados). Entre éstos estarían: escrituras de propiedades, títulos de propiedades, testamentos, cartas de instrucciones, certificados de nacimiento y matrimonio, pasaportes, documentos que detallen beneficios relevantes para empleados, las dos primeras páginas de las declaraciones impositivas del año anterior, etc. Los originales de estos documentos, con excepción de los testamentos, deberían guardarse en una caja de seguridad o en otro lugar seguro.
  • Copias de reserva de sus registros financieros computarizados.
  • Una lista de los números de sus cuentas bancarias, préstamos, tarjetas de crédito, licencias de conducir, cuentas de inversión (acciones y fondos mutuos), y de seguridad social.
  • Asimismo, la llave de su caja fuerte.
Alquile una caja de seguridad:

Las cajas de seguridad son valiosísimas para proteger los originales de sus documentos importantes. Si no tiene una, guarde copias de estos documentos en la caja de evacuación o déselas a familiares o amigos. Entre los documentos originales que debería guardar en la caja de seguridad están:

  • Escrituras, títulos y otros registros de propiedad (casa, autos, casas rodantes, botes, etc.).
  • Certificados de nacimiento y documentos de naturalización.
  • Certificados de matrimonio/divorcio y de custodia de niños.
  • Pasaportes y documentos de milicia/veteranos.
  • Evaluaciones de joyas y objetos heredados caros.
  • Certificados de acciones, bonos y otras inversiones.
  • Acuerdos de fideicomisos (trusts).
  • Testamentos en vida, poderes notariales y poderes notariales relacionados con la salud.
  • Pólizas de seguro (copias).
  • Registros de mejoras realizadas a su propiedad.
  • Documentación correspondiente al inventario de sus pertenencias.

Generalmente, los originales de testamentos no deben guardarse en una caja de seguridad, ya que la caja sería cerrada temporariamente si usted muere. En cambio, guarde los originales de los testamentos en el registro local de testamentos o con su abogado.

Decidir cuál sería un lugar seguro y conveniente no es fácil. Puede alquilar una caja de seguridad en un banco ubicado lo suficientemente lejos de su casa, con menor probabilidad de que sea afectado por la misma catástrofe que afecte a su casa (bóvedas de bancos han sufrido eventos de inundación). Guarde la llave de su caja de seguridad en su caja de evacuación.

Cajas de seguridad residenciales y cajas a prueba de incendios:

Las cajas de seguridad residenciales y las cajas a prueba de incendios pueden ser lugares convenientes para guardar documentos importantes. Sin embargo, algunas catástrofes, como los huracanes, las inundaciones o los tornados, pueden destruir su casa. Normalmente, es mejor guardar sus documentos originales en una caja de seguridad de un banco o en otro lugar lejos de su casa.

Si tiene tiempo...

Algunas catástrofes, como los tornados o los terremotos, golpean con poca, o ninguna, advertencia. Otras, como las inundaciones o los huracanes, pueden dar cierto tiempo para prepararse. Si tiene suficiente tiempo, puede tomar las siguientes acciones:

  • Decida qué pertenencias incluiría en una lista muy corta de prioridades. Por ejemplo, imagine que sólo puede llevar una valija o cargar el automóvil una sola vez. ¿Qué llevaría entonces? Haga participar a toda su familia en esta discusión. Lleve sus joyas y otros artículos pequeños valiosos.
  • Lleve sus objetos heredados, sus recuerdos y sus fotos irremplazables.
  • No pierda tiempo con artículos tales como televisores, muebles, computadoras y ropa (excepto la necesaria para usar en los pocos días siguientes).
  • Asegúrese, sin embargo, de llevar una radio accionada con baterías y baterías de repuesto, para mantenerse informado.
  • Lleve sus documentos y discos de computadora con información importante, si trabaja desde su casa.

¡Tantas ideas...! Probablemente no tenga tiempo, o no pueda, aplicar todas las sugeridas aquí. No importa, haga lo que pueda. Incluso si toma algunas de estas medidas ahora, estará mejor preparado financieramente ante una catástrofe.

 

 

Top>>

¿Por que es tan importante que su casa tenga el precio
correcto y que se promocione correctamente?


"...tenga cuidado de los agentes inmobiliarios que establecen precios de venta de casas a niveles altos irreales, simplemente para obtener la representación de venta..."


Muchos agentes inmobiliarios pueden prometerle que venderán su casa por la cantidad de dinero que usted desea. Sin embargo, la realidad actual del mercado inmobiliario es que esto, simplemente, no ocurre siempre. De hecho, la mayoría de las casas se venden por un precio menor que el que los vendedores pueden haber sido llevados a creer.

Aquí hay dos factores en juego. Por un lado, debe tener cuidado de los agentes que estipulan precios de venta a niveles altos irreales, simplemente para obtener la representación de venta. Esto es realmente injusto, porque luego los propietarios pueden sentirse engañados y que fracasaron en su objetivo de vender su casa.

Por otro lado, algunas casas salen a la venta con el precio correcto, pero son promovidas ineficazmente. Al no tener un programa de mercadeo apropiado, para asegurar que sus casas sean expuestas a la mayor cantidad posible de compradores calificados, muchos vendedores se sienten forzados a aceptar una oferta más baja.

Para un vendedor, no hay nada peor que su casa permanezca en el mercado muchos meses, debido a un precio inapropiado o a técnicas de mercadeo ineficaces. Demás está decir que cualquiera de estas situaciones es muy frustrante. Sin embargo, peor aún, puede ser financieramente catastrófico, si usted depende del producto de la venta de su casa para cubrir alguna otra obligación.

Para prevenir este escenario, a continuación describimos algunos puntos que debería considerar antes de seleccionar el agente inmobiliario que quiera que lo represente.

ELEGIR UN AGENTE INMOBILIARIO.

Un buen agente inmobiliario conoce el mercado, tiene información sobre ventas pasadas y las casas actualmente en venta, y un plan de mercadeo, y le proporcionará su historial y referencias. Evalúe a cada candidato cuidadosamente sobre la base de su experiencia y calificaciones.

¿Estipuló el precio correcto de su casa?

Los precios de las propiedades son determinados por el mercado, no por su apego emocional o lo que usted crea que puede valer su casa. Debería trabajar de cerca con un agente inmobiliario que le sugiera establecer un precio realista para su casa. El agente le ayudará a comparar objetivamente el precio, las características y la condición de casas similares, tanto de su barrio como de otros parecidos, vendidas en los últimos meses. También es importante que se familiarice con los términos de cada venta potencial. En el mercado actual, los términos son, generalmente, tan importantes como el precio.

¿Se distingue su agente inmobiliario de otros agentes por ofrecerle planes de mercadeo innovadores, para vender su casa rápido y por la mayor cantidad de dinero posible?

¿Establecerá un programa dinámico de mercadeo para asegurar que su casa sea expuesta a cientos de vendedores? ¿Cuánto dinero gasta este agente en promocionar la venta de las casas que representa, en comparación con otros agentes? ¿En qué medios de comunicación hace propaganda (diarios, revistas, televisión, etc.)? ¿Ofrece una línea telefónica dedicada de información sobre las casas en venta, disponible 24 horas al día, carteles "En venta", cajas cerradura para permitir el acceso de otros agentes inmobiliarios que deseen mostrar su casa a compradores interesados, un programa de recorrido de casas, y sistemas de mensajes remotos y transmisores para personas ciegas o con discapacidades visuales (Talking Signs®)? ¿Qué sabe este agente sobre la eficacia de un medio de promoción en comparación con otro?

 

 

Top>>

Consejos para elegir un contratista para las reparaciones o mejoras de su propiedad

Las reparaciones y mejoras de las propiedades pueden costar miles de dólares y son el motivo de quejas frecuentes.  A continuación le presentamos una lista de cosas que debería considerar cuando elija un contratista:

  1. Obtenga recomendaciones y referencias.  Hable con sus amigos, miembros de su familia y otras personas para quienes el contratista haya hecho trabajos similares.
  2. Obtenga por lo menos tres presupuestos por escrito, de contratistas que hayan ido a su casa para evaluar el trabajo requerido. Asegúrese de que los presupuestos estén basados en el mismo trabajo, de manera que usted pueda hacer comparaciones válidas.
  3. Asegúrese de que el contratista cumpla los requisitos de habilitación y registro profesional de la agencia local del consumidor. En algunas áreas, los contratistas deben pasar pruebas de competencia y son sujetos a estudios de solvencia económica.  Asimismo, puede existir un fondo para cubrir algunas pérdidas financieras resultantes de problemas con contratistas habilitados.
  4. Verifique si las leyes locales estipulan un límite de diferencia de precio entre la factura final y el presupuesto, a menos que usted haya aprobado el aumento.
  5. Investigue en la Oficina para Mejorar los Negocios (Better Business Bureau) o en otro organismo similar, si tienen registro de alguna queja contra el contratista .
  6. Pregunte los nombres de los proveedores con quienes trabaja el contratista, y averigüe si el contratista paga a tiempo.
  7. Contacte al departamento  local de inspección de propiedades y averigüe los requisitos en materia de permisos e inspección.  Si el contratista le dice que usted obtenga el permiso, tenga cuidado, es posible que el contratista no esté habilitado.
  8. Asegúrese de que su contratista cuente con seguros de responsabilidad personal, daños de bienes e indemnización de trabajadores, requeridos para sus trabajadores y subcontratistas.  También verifique con su empresa de seguros si usted estaría cubierto por cualquier lesión o daño que pudiera ocurrir.
  9. Insista en firmar un contrato escrito completo.  Sepa exactamente qué trabajo realizará el contratista, la calidad de los materiales que utilizará, el cronograma de tareas, los nombres de cualquier subcontratista, el precio total del trabajo, y el programa de pagos.
  10. Trate de limitar la cantidad de anticipo de pago.  Las leyes locales pueden especificar que sólo es posible pagar un cierto porcentaje del costo total como anticipo del costo total.
  11. Entienda sus opciones de pago.  Compare el costo de obtener su propio préstamo, en comparación con la financiación que le ofrezca el contratista.
  12. No de el pago final ni firme ninguna declaración de aceptación final del trabajo realizado hasta que esté totalmente satisfecho y sepa que los subcontratistas y los proveedores de los materiales hayan recibido sus pagos correspondientes.  Las leyes locales en materia de gravámenes pueden permitir a los subcontratistas o a los proveedores que no hayan recibido su pago a embargar su propiedad.
  13. Pague con tarjeta de crédito cuando pueda.  Esto le permitirá ejercer su derecho de retener el pago a la empresa de la tarjeta de crédito hasta que el contratista corrija cualquier problema.
  14. Actúe con especial precaución si el contratista:
  • ofrece sus servicios puerta a puerta o le contacta a usted;
  • justamente tiene material que le ha sobrado de otro trabajo que terminó hace poco;
  • le dice que su trabajo será una "demostración";
  • le ofrece descuentos por encontrar otros clientes;
  • le cotiza un precio muy diferente del que le dieron otros contratistas;
  • le presiona para que tome rápido su decisión;
  • le ofrece garantías excepcionalmente extensas;
  • puede ubicársele únicamente dejando mensajes en un servicio de contestación telefónico;
  • maneja un vehículo sin el nombre de su negocio, o tiene chapa de otro lugar; o
  • le pide que pague el costo total del trabajo por anticipado.

 

 

 

Top>>