Cada mes publicamos una serie de artículos de interés para propietarios de viviendas -- consejos para ahorrar dinero, listas para verificar la seguridad de su casa, consejos para mejorar su propiedad, secretos internos de la industria de bienes raíces, etc. Ya sea que actualmente esté "en el mercado", o no, esperamos que encuentre útil esta información. Por favor, siéntase libre de pasar estos artículos a otros miembros de su familia y amigos.

Edición No. 1201
INFORME DESTACADO
Consejos para mejorar su propiedad y aumentar su valor
Comprar una casa puede ser su sueño, pero la compra es sólo el paso inicial de ese sueño. Su casa siempre tendrá algo que usted querrá mejorar, para que sea casi perfecta. Con un poco de planificación, usted podrá hacer que su casa se aproxime más a su sueño de la casa perfecta.
Muchos proyectos de mejora de una propiedad comienzan cuando un miembro de la familia dice: "¿No sería lindo... ?". Los puntos suspensivos pueden expresar el deseo de, por ejemplo, remodelar la cocina o agregar un cuarto, con suficiente espacio para acomodar las necesidades de cada miembro de la familia. Sin embargo, la realidad generalmente obscurece nuestros sueños: tanto el dinero como el espacio físico de la casa son limitados. El truco es, entonces, cómo hacer realidad su sueño, a pesar de estas limitaciones.



También este mes...
No pague otro centavo más a su arrendador
No importa cuánto tiempo haya estado alquilando, o cuán insuperable pueda parecer su situación financiera. La verdad es que hay algunos datos poco conocidos que pueden ayudarle a escapar de las garras de su arrendador y pasar a ser propietario. Con esta información comenzará a ver cómo realmente puede.



 
 

Proteja su casa contra incendios y el monóxido de carbono
Cada año miles de personas mueren por causa de incendios. La mayoría de las muertes por incendios residenciales ocurren como resultado de la inhalación de gases tóxicos, no del contacto con las llamas. La tragedia es que muchas de estas muertes podrían prevenirse tomando unas pocas precauciones.


Enlaces Rápidos
Consejos para mejorar su propiedad y aumentar su valor
No pague otro centavo más a su arrendador
Proteja su casa contra incendios y el monóxido de carbono
 

 

Top>>

Consejos para mejorar su propiedad y aumentar su valor

Comprar una casa puede ser su sueño, pero la compra es sólo el paso inicial de ese sueño. Su casa siempre tendrá algo que usted querrá mejorar, para que sea casi perfecta. Con un poco de planificación, usted podrá hacer que su casa se aproxime más a su sueño de la casa perfecta.

Razonamiento de su proyecto

Muchos proyectos de mejora de propiedades comienzan cuando alguien de la casa dice: "¿No sería lindo... ?". Lo que falta en la oración podría ser el deseo de remodelar la cocina o de agregar un cuarto, con espacio suficiente para acomodar las necesidades de cada miembro de la familia. Sin embargo, normalmente la realidad obscurece nuestros sueños: tanto el dinero como el espacio físico son limitados. El truco es, entonces, cómo hacer realidad su sueño a pesar de estas limitaciones. Comience evaluando sus necesidades. La mayoría de los propietarios consideran mejorar sus casas por una de las siguientes razones:

  • Quieren actualizar elementos viejos. Si su cocina todavía tiene aparatos electrodomésticos y una decoración de décadas pasadas, quizás sea tiempo de renovarla.
  • Necesitan reemplazar artefactos o electrodomésticos. A veces un proyecto de mejora surge por la necesidad inmediata de reemplazar artefactos rotos o ineficientes. Si la pileta, la bañera o el inodoro tienen que ser reemplazados, muchas personas aprovechan la oportunidad para remodelar todo el baño.
  • Venden sus casas. En este caso, usted querrá asegurarse de que venderá su casa por el mayor precio posible, para lo cual quizás deba emprender algunos proyectos de mejora.
  • Deciden no mudarse. Aunque usted pensó en mudarse, ahora se da cuenta que mejorar su casa es una mejor opción.
  • Su familia creció y necesitan más espacio.

Mejorar para mudarse o mejorar para quedarse

Usted necesita evaluar cuidadosamente sus planes, si ha de mejorar su casa para ponerla en venta. Hacer mejoras rápidas de mala calidad puede perjudicarle, en vez de ayudarle, pero tampoco es bueno que se exceda. Los compradores potenciales quizás no quieran pagar por los elementos adicionales que usted piensa incluir, como un jacuzzi o una piscina. Lo mejor es introducir cambios sencillos.

También tenga en mente que los compradores potenciales que visitarán su casa quizás no compartirán su gusto y, por lo tanto, no apreciarán el tiempo y el esfuerzo que usted pueda llegar a poner en encontrar el tono correcto de color verde para las paredes.

La tarea de mejorar una propiedad para venderla se torna más fácil si usted, mentalmente, se coloca en el lugar de la otra persona: ¿Qué es importante para el comprador? Aquí le presentamos una lista de proyectos de remodelación que los compradores pueden considerar valiosos:

  • Agregar o remodelar un baño
  • Mejorar la cocina
  • Agregar un nuevo cuarto
  • Diseño del jardín
  • Agregar un dormitorio
  • Agregar o cerrar un garaje

Si ha de remodelar para quedarse en su casa, igualmente debería evitar excederse en las mejoras que haga, ya que algún día la venderá y, aunque su casa sea la mejor de la cuadra, puede llegar a tener dificultades en convencer a los compradores de que paguen por cosas que usted creyó que eran importantes. Cuando considere las mejoras, tenga presente el valor de otras casas de su área. El valor de su casa no debería exceder un 20% el valor promedio de las casas de su área. Esto significa que un proyecto de mejora de su cocina por un valor de $10,000 sería una mejor idea que invertir $10,000 en un jacuzzi, especialmente si las otras casas de su barrio no tienen jacuzzis.

Mantenimiento de su casa

Desafortunadamente, algunos proyectos de mejora de propiedades se inician porque algo se rompe. Un artefacto de plomería que pierde puede ser el primer paso de una remodelación total del baño. Después de todo, si es necesario reemplazar la bañera, ¿Porqué no remodelar el baño completo?

Aunque ésta puede ser una razón valedera para emprender un proyecto de remodelación, es aconsejable que evite basar sus proyectos de mejora en las necesidades inmediatas que se le presenten. El mantenimiento apropiado de su casa le ayudará a minimizar problemas. Revise cada parte de su casa por lo menos una vez al año. Examine el techo, la plomería, los cables eléctricos, etc. En cuanto note un problema, arréglelo. Se realiza las reparaciones necesarias en su debido momento, evitará gastar más dinero en el futuro. Recuerde que mantener su casa no le agrega valor a ésta. Las reparaciones, en general, no son mejoras, sino necesidades.

Contratar ayuda

Seamos sinceros, los proyectos de mejora de propiedades son caros. Usted quizás se tiente a hacerlos por su cuenta, para ahorrar dinero, lo cual puede ser inteligente para proyectos pequeños. Así, no tendrá que esperar que el contratista pueda incluir su proyecto en su ocupada agenda y, también, usted se sentirá orgulloso de haber hecho el trabajo usted mismo. Sin embargo, a menos que usted sea particularmente habilidoso, es mejor que deje los proyectos de mejora de gran envergadura en manos de un profesional. Si quiere remodelar su cocina, pregúntese si usted tiene el conocimiento necesario en las áreas de plomería, electricidad y carpintería. Y no olvide que tiene que terminar el proyecto rápido, ya que en el ínterin no podrá utilizar su cocina, y comer afuera puede resultar caro. Recuerde, los trabajos que usted emprenda por su propia cuenta le llevarán más tiempo que si los hiciera un profesional, y también será responsable de obtener los permisos y las inspecciones necesarias.

Contratar a personas con la experiencia apropiada puede ahorrarle tiempo y dinero. Por ejemplo, estos profesionales pueden ayudarle a lograr el diseño que usted desea utilizando productos estándares del mercado, y eso puede representar ahorros significativos para usted. Hacer algo bien, en el primer intento, le proporcionará valor que durará por años.

Las recomendaciones de profesionales que le puedan dar otras personas es una buena manera de comenzar a buscar especialistas para las mejoras que desee hacer en su casa. Pregunte a sus amigos, sus socios comerciales y vecinos si conocen a alguien que le puedan recomendar. Siempre pida, por lo menos, tres referencias, y verifíquelas. Verifique también en la Oficina de Mejores Negocios ( Better Business Bureau) o la Cámara de Comercio, cuyos números telefónicos podrá encontrar en la sección de servicios para la comunidad de la guía telefónica. Asegúrese de que tanto el especialista como usted acuerdan en lo referente a diseño, tiempo en que se realizará el trabajo y presupuesto. Ponga los detalles por escrito en un contrato, firmado por ambas partes. También sería sabio que verifique las certificaciones y licencias profesionales, cuando éstas se requieran, y que insista en que cada contratista que usted contrate tenga el seguro correspondiente para su profesión. Contacte al Departamento de Construcción de su pueblo o ciudad y pida información. En particular, asegúrese de que los contratistas tengan seguro de indemnización de sus trabajadores, de manera que si alguno de sus trabajadores se lastima haciendo el trabajo, la responsabilidad no recaerá sobre usted. Pídales una copia de sus certificados de seguro. También asegúrese de que usted o el contratista obtenga los permisos necesarios antes de comenzar el trabajo. Contacte a la Comisión de Planificación y Zonificación y pida información al respecto.

A continuación mencionamos algunos de los profesionales con quienes puede llegar a trabajar en un proyecto de remodelación:

Arquitecto: Estos profesionales diseñan viviendas o secciones a agregar a una propiedad ya existente. Si planea cambios estructurales, como agregar un cuarto o bajar paredes, o si anticipa un diseño complejo, probablemente quiera contratar a un arquitecto. Los honorarios de este profesional pueden consistir en una tarifa horaria o un precio fijo por el proyecto. Asegúrese de obtener una cotización del costo total. Dibujar planos para un proyecto grande de remodelación puede tomar 80 horas o más.

Contratista: Esta persona supervisa los aspectos mecánicos de su proyecto de mejora, como contratación y supervisión de los trabajadores, obtención de permisos, asegurarse de que se hagan las inspecciones requeridas, y proveer seguro para la cuadrilla de trabajadores. Se aconseja obtener propuestas de uno o más contratistas de buena reputación, basadas en detalles específicos del trabajo a realizar. Asegúrese de que cada contratista cotice exactamente el mismo plan, para que usted pueda luego realizar una comparación. Una vez que elija al contratista, asegúrese de que su contrato especifique que usted le pagará en distintas etapas. Lo usual es pagar un tercio del precio total cuando se firma el contrato, así el contratista tiene dinero para comprar los elementos que necesita para el proyecto. La cantidad y el momento de los otros pagos depende del tamaño del trabajo, pero nunca haga el pago final hasta que el contratista termine bien el trabajo, y éste haya sido inspeccionado y aprobado.

Diseñador de interiores: Este especialista ofrece consejo sobre muebles, revestimiento de paredes, colores, estilos y otros aspectos de decoración. Puede ayudarle a ahorrar tiempo (ayudándole a tomar decisiones con respecto a las innumerables opciones) y dinero (por los descuentos que pueda obtener como profesional). Cuando se reúna con un diseñador de interiores, asegúrese de informarle sobre su estilo y preferencias personales. Sus honorarios pueden variar entre $50 a $150 por hora, o usted puede negociar una tarifa fija de, quizás, el 25% del costo total del proyecto.

Financiación de reparaciones

Dependiendo del alcance de su plan de mejora, encontrar los fondos para hacer realidad su plan puede ser un proyecto en sí mismo. Si el proyecto es pequeño, quizás pueda ahorrar el dinero necesario acomodando su presupuesto regular familiar. Para proyectos grandes, quizás necesite pedir un préstamo. Si en su trabajo usted participa en un plan 401(k) ó 403(b), posiblemente pueda obtener un préstamo a corto plazo de su cuenta. Para saber si tiene acceso a esta opción y conocer cualquier implicancia impositiva, hable con administrador de beneficios laborales. Otra opción es pedir un préstamo contra el valor de efectivo de su póliza de seguro de vida. Si tiene interés en saber más sobre este tipo de préstamo, converse con su agente de seguro de vida.

Para averiguar sobre otros tipos de préstamos para mejoras de propiedades, vaya a su banco local, o a su cooperativa de crédito, ahorros y préstamos. Compare las tasas de interés, las opciones de repago del préstamo y las penalidades, que le ofrecen las distintas instituciones prestamistas, antes de decidirse a tomar alguno de los siguientes tipos de préstamos:

Segunda hipoteca: Éste es un préstamo que se otorga contra el capital (equity) que usted tiene en su casa. Es, en esencia, una hipoteca adicional. Normalmente, las instituciones financieras le permitirán tomar un préstamo por hasta el 80% del valor tasado de su casa, menos el saldo a pagar de su hipoteca original. Por ejemplo, si su casa es tasada a $100,000 y el saldo de su hipoteca actual es de $70,000, quizás pueda obtener un préstamo por $10,000 a manera de segunda hipoteca. También puede incurrir en todos los honorarios generalmente asociados con una hipoteca (costos de cierre, seguro del título de propiedad y honorarios de procesamiento). Hable con su asesor en materia de impuestos y averigüe si el interés pagadero sobre su segunda hipoteca sería deducible de impuestos.

Refinanciación: Esto involucra pagar por completo su hipoteca original y tomar una segunda hipoteca sobre su casa. Para refinanciar, en general necesitará tener capital (equity) en su casa, un puntaje crediticio sólido e ingresos monetarios estables. Deberá pagar todos los costos de cierre inherentes de una hipoteca nueva. Por lo tanto, a menos que emprenda un proyecto de remodelación grande y pueda obtener una tasa de interés de, por lo menos, dos puntos menos que la que paga actualmente, este tipo de préstamo quizás no sea el indicado para usted.

Línea de crédito basada en el capital de su vivienda: Al igual que en el caso de una segunda hipoteca, un préstamo basado en el capital de su vivienda le permite obtener hasta el 80% del valor tasado de su casa, menos el saldo de su hipoteca actual. Como este tipo de préstamo consiste en una línea de crédito, usted no deberá pagar interés hasta que utilice los fondos del préstamo, pero sí deberá pagar costos de cierre. Podrá sacar dinero de su línea de crédito en forma gradual, cuando comience a pagarles a los contratistas y proveedores. La tasa de interés que se carga generalmente es variable y puede estar basada en el saldo a pagar. Asegúrese de que entiende bien los términos del préstamo. Si, por ejemplo, su préstamo estipula que durante el período de validez del préstamo debe pagar los intereses únicamente, tendrá que devolver la suma total del préstamo que tomó al vencimiento del período de vigencia de su préstamo, de lo contrario, podrá perder su casa. El interés pagadero por los préstamos basados en el capital de viviendas puede ser deducible. Averigüe con su asesor en materia de impuestos.

Préstamo sin garantía: Aunque las tasas de interés pagaderas sobre estos préstamos son generalmente más altas, y a pesar de normalmente no se beneficiará de una deducción impositiva por los intereses pagaderos sobre el préstamo, los costos de obtener un préstamo sin garantía generalmente son menores. La relativa facilidad de obtener este tipo de préstamo, le da su popularidad para proyectos pequeños de $10,000 o menos. El prestamista evaluará su solicitud, basándose en su historia crediticia e ingresos monetarios.

Sea inteligente: Estará mucho más satisfecho con el resultado de cualquier proyecto de mejora de su casa si lo planea con cuidado y hace sus tareas. Armado con la información aquí proporcionada y una idea realista de sus necesidades y su presupuesto, verá que su casa se acercará más a su sueño de perfección.


 

Top>>

No pague otro centavo más a su arrendador

 


 

"...Si usted es como la mayoría de los arrendatarios, probablemente se sienta atrapado, o atrapada, adentro de las paredes de una casa o un apartamento que no siente como suyo."

 

Es el sueño que todos tenemos: tener nuestra casa propia y no pagar más alquiler. Pero si usted es como la mayoría de los arrendatarios, probablemente se sienta atrapado adentro de las paredes de una casa o un apartamento que no siente como suyo. ¿Cómo no sentirse así, si ni siquiera se le permite clavar uno o dos clavos sin pedir permiso? Se siente atrapado en las redes del arrendador, sin posibilidad de poder escapar y ser dueño de su propia casa.

Deje de sentirse atrapado.

No importa cuánto tiempo haya estado pagando alquiler o cuán insuperable pueda parecer su situación financiera, la verdad es que hay algunos hechos poco conocidos que pueden ayudarle a superar su obstáculo y transferir su condición de arrendatario a propietario de una vivienda. Con esta información, comenzará a ver cómo realmente puede:

  • ahorrar para la cuota inicial,
  • dejar de llenar los bolsillos de su arrendador,
  • dejar de perder su dinero en alquiler.
6 hechos poco conocidos que pueden ayudarle a comprar su primera casa.

El problema que enfrentan la mayoría de los arrendatarios no es su habilidad de cumplir el pago de una cuota mensual (¡Por cierto, ya deben cumplir esa obligación mensual cada 30 días!); el problema es acumular el capital suficiente para pagar la cuota inicial del préstamo hipotecario.

Ahorrar la cantidad necesaria de dinero para la cuota inicial de una hipoteca puede no ser tan difícil como probablemente usted crea. Considere los siguientes seis puntos importantes:

1. Puede comprar una casa dando una cuota inical mucho menor que la que cree necesaria.

Existen algunos programas gubernamentales locales o federales (como los programas destinados a las personas que compran su primera casa) que ayudan a ingresar al mercado inmobiliario. Usted puede calificar como comprador de su primera casa, inclusive si su esposa o esposo ya fue dueña o dueño de una casa, en tanto su nombre no haya sido registrado en esa operación. Asegúrese de que su agente inmobiliario conozca y esté bien informado sobre esta importante área, y pueda ofrecerle programas que le ayuden con sus opciones.

2. Quizás pueda hacer que su prestamista le ayude con la cuota inicial de su préstamo hipotecario y con los costos de cierre de la operación.

A pesar de que no tenga suficiente dinero en efectivo para pagar la cuota inicial, si no tiene deudas y es dueño de un bien que esté totalmente pagado y no tenga gravámenes (como un automóvil), su institución prestamista quizás pueda prestarle la suma equivalente a la cuota inicial, asegurando el repago de la misma contra dicho bien.

3. Quizás encuentre un vendedor que le ayude a comprar y financiar su casa.

Algunos vendedores quizás acepten financiar ellos mismos una porción de, o todo, el valor de su casa, como si ellos mismos le otorgaran a usted una hipoteca. En este caso, el vendedor sería su institución prestamista. En vez de pagarle a este vendedor la suma total de su casa, usted le pagaría cuotas hipotecarias mensuales.

4. Posiblemente pueda juntar la suma de la cuota inicial sin incurrir en deudas.

Si pide prestado dinero para ciertas inversiones a un nivel específico, quizás pueda obtener un reembolso significativo de su impuesto a las ganancias, el cual podría utilizar para pagar la cuota inicial de la compra de su casa. Aunque el dinero tomado en préstamo para estas inversiones es, técnicamente, un préstamo, la cuota mensual pagadera puede ser pequeña, y el dinero que invierta, tanto en su casa como en la inversión, al final será suyo.

5. Puede comprar una casa a pesar de que tenga problemas con su historia crediticia.

Si puede dar más que la cantidad mínima requerida de cuota inicial, o puede asegurar un préstamo con otro bien, muchas instituciones prestamistas le tomarán en consideración para otorgarle un crédito hipotecario. En esta situación, otra alternativa que podría ayudarle sería que el vendedor esté dispuesto a financiarle una porción del precio total de su casa, como si le otorgara a usted una segunda hipoteca.

6. Usted puede, y debería, obtener la preaprobación de su préstamo hipotecario antes de empezar a buscar una casa.

La preaprobación es fácil y puede brindarle total tranquilidad emocional cuando compre su casa. Los expertos en hipotecas pueden obtener la preaprobación escrita para usted, libre de costo y obligación alguna de su parte, y todo puede hacerse fácilmente por teléfono. Más que la aprobación verbal de su institución prestamista, la preaprobación escrita es como tener el dinero depositado en el banco. Conlleva una solicitud de crédito aprobada y un certificado que garantiza que se le otorgará un préstamo hipotecario hasta el nivel especificado, cuando encuentre la casa que busca. Considere tratar únicamente con un profesional que se especialice en hipotecas. Contratar los servicios de tal profesional puede hacer la diferencia entre obtener un préstamo hipotecario o quedarse atrapado en las redes del arrendador para siempre. Normalmente, puede averiguar sobre este tema sin costo ni obligación alguna.

Hay muchos aspectos importantes que le afectan como arrendatario, los cuales debería conocer. ¿Por qué razón continuaría usted perdiendo dinero en alquiler, cuando podría tomar unos minutos para conversar con su agente inmobiliario sobre sus necesidades específicas, de manera que pueda dejar de ser arrendatario y comenzar a ser propietario.

Esa conversación no le costaría nada y, por supuesto, no debería sentir la obligación de comprar una casa en ese momento. Sin embargo, si toma su tiempo para explorar sus opciones e investigar las maneras en que puede lograr comprar su propia casa, piense lo preparado y relajado que estará cuando esté listo a tomar este importante paso.

Evalúe, cuidadosa y objetivamente, las respuestas de cada agente inmobiliario a estas 10 preguntas. ¿Quién hará el mejor trabajo para usted? Estas preguntas le ayudarán a tomar su decisión.

 

 

Top>>

Proteja su casa contra incendios y el monóxido de carbono

La seguridad y usted

Todos queremos vivir en un entorno seguro y libre de preocupaciones, con nuestras familias, esposos e hijos. Sin embargo, muchas veces estamos más cerca de sufrir accidentes de lo que pensamos. Posiblemente la seguridad no sea un elemento en el que usted piense constantemente en su vida diaria. Quizás se sienta seguro, pero escondidos en su casa hay peligros que pueden llevarse vidas y destruir bienes.

Incendios

Cada año miles de personas mueren en incendios. La mayoría de los incendios residenciales ocurren más por la inhalación de gases tóxicos, que por el contacto con las llamas. La tragedia es que muchas de estas muertes podrían prevenirse tomando unas pocas precauciones.

Consejos generales para prevenir incendios

  • No enchufe demasiados aparatos electrodomésticos en una misma toma eléctrica.
  • Asegúrese de no tener productos combustibles demasiado cerca de calentadores, cocinas y hogares.
  • Nunca fume en la cama ni deje un cigarrillo prendido en un cenicero.
  • No use cables eléctricos o alargadores dañados o deshilachados.
  • Mantenga fósforos y encendedores fuera del alcance de los niños.
  • Enseñe a sus hijos los peligros de jugar con fuego.
  • Nunca use alargadores eléctricos con equipos de calefacción o aire acondicionado.
  • Compre alarmas de humo y extinguidores de incendio para cada planta de su casa.

¡Tenga un plan de escape de emergencia! ¡Practíquelo con frecuencia!

  • Elabore un plan de salida de emergencia y un plan de salida alternativo, ya  que la salida más obvia puede quedar bloqueada por las llamas. Normalmente, una ventana es la salida alternativa de un dormitorio. Asegúrese de que los mosquiteros o las ventanas suplementarias de invierno puedan sacarse con facilidad. Si vive en una casa de dos plantas, debería tener una escalera de escape para cada cuarto que esté ocupado. Puede comprar una escalera de escape y guardarla debajo de una cama o en un ropero.
  • Establezca un lugar de encuentro afuera de su casa, para asegurarse de que todos los miembros de su familia hayan escapado de la emergencia. Toda su familia debería participar en simulacros de escape, por lo menos dos veces al año.
  • En el caso de un incendio, no se detenga a vestirse ni a juntar bienes que considere valiosos. Los segundos cuentan. Tampoco busque a su mascota.
  • Enséñele a su familia que en el caso de un incendio deben agazaparse cerca del piso, para evitar el humo y el calor intenso. Los caminos de salida de su casa pueden estar completamente llenos de humo denso; por lo tanto, todos deberían practicar salir gateando con sus rodillas y manos, con los ojos tapados.
  • Entrene a los miembros de su familia a sentir con sus manos las puertas cerradas antes de abrirlas. Si la puerta está tibia, ábrala lentamente, y ciérrela rápidamente si siente una ola de calor o humo.
  • Establezca la regla de que una vez que alguien logró salir de la casa, nunca debe volver a entrar, bajo ninguna circunstancia. En cuanto dos personas hayan llegado al lugar de encuentro, una de ellas debería llamar al 911 desde la casa de un vecino.

Alarmas de humo

Como resultado de la educación del público y las campañas publicitarias, la mayoría de las personas son conscientes de la importancia de las alarmas de humo, y la mayoría de los hogares de Norteamérica tienen alarmas instaladas.

Recomendaciones:
  • Compre una alarma de humo para cada planta de su casa y lea las instrucciones sobre cómo usarlas y dónde colocarlas.
  • Las alarmas de humo deberían instalarse cerca de los dormitorios, ya sea en el techo o sobre la pared, a seis/doce pulgadas debajo del techo.
  • Los códigos locales también pueden requerir otros tipos de alarmas. Verifique con el departamento de bomberos o un oficial del departamento de códigos de construcción.
  • Instale las alarmas de humo lejos de las salidas de ventilación.
  • Pruebe las alarmas regularmente, para asegurarse de que funcionen bien.
  • Si su alarma funciona con pilas, cambie las pilas cada seis meses, cuando cambia la hora de sus relojes.
  • Para máxima protección, instale en su casa alarmas de humo, del tipo ionización y fotoeléctrico, para contar con detección óptima de incendios tanto de rápida como de lenta propagación.

Extinguidores de incendios

Para protegerse contra incendios pequeños o evitar que un incendio pequeño se propague, su casa debería estar equipada con un extinguidor de incendios. Como todos los incendios se inician con un fuego pequeño, existe la posibilidad de poder contener el incendio si se tiene a mano un extinguidor y se lo usa apropiadamente. Sin embargo, debe prestar atención en seleccionar la clase correcta de extinguidor, ya que existen distintas clases para distintos tipos de incendios. Instale extinguidores en cada planta de su casa, incluyendo su cocina, sótano y garaje.

Selección del extinguidor de incendios

Los extinguidores de incendios se clasifican de acuerdo con la clase de incendio para los cuales son fabricados. Las cuatro clases de incendios son A, B, C y D:

  • Los incendios Clase A involucran combustibles comunes, como madera, papel, tela, goma, basura y plástico. Son comunes en establecimientos comerciales típicos y casas residenciales.
  • Los incendios Clase B involucran líquidos inflamables, solventes, aceite, gasolina, pintura, esmalte y otros productos con base aceitosa. Los incendios Clase B suelen propagarse con rapidez. A menos que se los apague apropiadamente, pueden volver a reencenderse después de que las llamas hayan sido apagadas.
  • Los incendios Clase C involucran equipos energizados, como cables, controles, motores, maquinaria o aparatos electrodomésticos. Estos incendios pueden ser causados por una chispa, un golpe de energía o un cortocircuito, y normalmente ocurren en lugares de difícil visibilidad o alcance.
  • Los incendios Clase D involucran metales combustibles.

Un extinguidor típico para una casa o una oficina debería tener la clasificación ABC.

Monóxido de carbono

Una de las mayores amenazas a su seguridad es la calidad del aire existente adentro de su casa. El monóxido de carbono (CO) es una amenaza sutil y muy peligrosa, porque el gas es incoloro, inodoro e insípido.

Cada año cientos de personas mueren por envenenamiento con monóxido de carbono. Otras miles sufren los efectos del gas sin ni siquiera darse cuenta. Los síntomas resultantes de la inhalación de monóxido de carbono se asemejan a los de la gripe y otras enfermedades comunes. Por lo tanto, es fácil que en un examen médico de rutina no se descubra que se trata de envenenamiento con CO.

El CO es producido cuando un combustible no se quema completamente debido a la falta de oxígeno. Los síntomas de la exposición leve a CO son, comúnmente: dolor leve de cabeza, náusea, vómitos, fatiga (síntomas parecidos a los de la gripe), seguidos de un dolor fuerte de cabeza, mareos, confusión y palpitaciones aceleradas. Si toda la familia se enferma después de algunas horas de estar en la casa, y se siente mejor afuera de la casa, sospeche que la causa puede ser envenenamiento con monóxido de carbono.

Posibles fuentes de CO son:

  • Caldera o calentador.
  • Calentador de agua accionado con gas o petróleo combustible.
  • Hogar de gas o leña.
  • Cocina de gas.
  • Chimeneas o salidas de ventilación obturadas, oxidadas, desconectadas o defectuosas.
  • Contratiro de gases de combustión adentro de la casa.
  • Automóviles en garajes adjuntos a la casa.

Ciertas señales pueden indicar que usted tiene un problema de monóxido de carbono. Verifique si ve alguna de las siguientes en su casa:

  • Óxido o raspaduras en la chimenea o la salida de ventilación.
  • Panel de caldera flojo o faltante.
  • Hollín en la salida de ventilación o en aparatos electrodomésticos.
  • Salidas de ventilación flojas o desconectadas.
  • Material u hollín que cae de la chimenea.
  • Humedad en el lado interior de las ventanas.

Sin embargo, el CO puede incluso producirse e ingresar a su casa sin que haya presente ninguna de las señales mencionadas anteriormente. Los aparatos de calefacción que aparentemente funcionan correctamente también pueden ser fuentes de CO. El quemado de carbón o madera produce CO y éste puede ingresar a su casa. Los motores de gasolina, al ser encendidos, producen grandes cantidades de CO. En general, los automóviles que se guardan en garajes adjuntos a las casas son fuentes de CO.

Cómo protegerse

Para evitar la exposición a CO en su casa, es importante que:

  • Se asegure que los aparatos electrodomésticos estén instalados, y sean usados, de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
  • Se asegure que las chimeneas y las salidas de ventilación venteen todos los gases hacia afuera de su casa.
  • Haga inspeccionar y mantener el sistema de calefacción, la chimenea y las salidas de ventilación anualmente, por un contratista calificado en sistemas de calefacción.
  • Nunca use parrillas de carbón adentro de su casa.
  • Nunca caliente su casa con una cocina de gas.
  • Siempre use un aspirador de humo, con ventilación al exterior, cuando cocine en una cocina de gas.
  • Nunca caliente ni deje en funcionamiento vehículos u otros motores de gasolina en garajes u otros lugares internos.

La Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor recomienda que cada residencia que contenga electrodomésticos que operan con quemado de combustible esté equipada con, por lo menos, una alarma de CO. Para mayor protección, coloque una en cada planta de su casa, y lea y sigua las instrucciones del fabricante.

Si su alarma indica altos niveles de monóxido de carbono presentes en su casa:

  • Salga de inmediato de su casa, al aire fresco, y verifique que todas las personas que estaban adentro hayan salido.
  • Llame al servicio de emergencia.
  • No vuelva a entrar a su casa hasta que el servicio de emergencia haya llegado, haya aireado su casa, y haya determinado si ya es seguro volver a entrar.
  • Corrija el problema antes de poner en funcionamiento los aparatos de calefacción.
  • Si la alarma de monóxido de carbono vuelve a sonar, repita los pasos mencionados anteriormente. Nunca ignore una alarma.

Los incendios son traumatizantes y atemorizantes, al igual que lo es un incidente de monóxido de carbono. Es esencial reconocer plenamente los peligros de un incendio y del envenenamiento con monóxido de carbono, y tomar acción preventiva. Las inspecciones regulares de su casa, las alarmas de humo y de monóxido de carbono, los extinguidores de incendio y un plan de salida de emergencia, le ayudarán, tanto a usted como a toda su familia, a vivir en forma más segura.

 

 

 

Top>>